Se entregaron 59 nuevas viviendas rurales en Victoria y Diamante.

Familias de zonas rurales de Victoria y Diamante se beneficiaron con la entrega de 59 nuevas viviendas que el gobierno provincial gestionó a través de la Unidad Ejecutora de Programas Especiales (UEPE). Participaron del acto el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y en representación del gobernador Gustavo Bordet, que se encuentra en la ciudad de Buenos Aires, estuvieron los ministros de Desarrollo Social, Laura Stratta, y de Planeamiento, Luis Benedetto.
También fueron parte del acto, el presidente del Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda (IAPV), Alfredo Francolini, el senador Alfredo De Angeli, y demás funcionarios municipales y provinciales.

En ese marco se concretó la entrega de 26 viviendas en la ciudad de Victoria, que representan una inversión de 11,5 millones de pesos. Horas más tarde, en la localidad de Strobel, se entregaron 30 nuevas viviendas, cuya inversión supera los 14 millones de pesos. También se destinaron tres viviendas para la ciudad de Diamante.

“El acceso al techo es un derecho fundamental y desde la gestión del gobernador Bordet hemos articulado todos los esfuerzos y recursos con autoridades nacionales para darle continuidad a este programa que, creemos, al menos en nuestra provincia, ha sido exitoso y ha dado respuesta a miles de familias, brindando una mejora calidad de vida a los habitantes de los lugares donde se emplazan, como así también generando empleo y fortaleciendo los lazos sociales y comunitarios”, explicó Benedetto durante el acto, en referencia a la construcción de viviendas por consorcios rurales a través de la UEPE.

“Continuamos con una política activa en pos de brindar viviendas a los entrerrianos”, resaltó Benedetto durante el acto, y recordó que “este programa viene siendo desarrollado desde el año 2012”, en cuyo marco, hasta abril de 2017, “se construyeron 6552 viviendas, de las cuales 3339 se encuentran finalizadas y 3213 en ejecución”, resaltó el ministro.

En ese sentido, la ministra Stratta comentó la importancia de la obra, y que «sea una política de Estado que trascienda a las personalidades. Este proyecto empezó en la gestión anterior, trabajando con los consorcios, con un trabajo previo que los constituyó, consiguió los terrenos, conformó las cooperativas».

Por su parte, Frigerio mencionó: «hay casi cuatro millones de familias que tienen problema de vivienda, porque les falta o porque la calidad del hogar en el que viven es precaria”, y habló del “trabajo que tenemos por delante el gobierno nacional, las provincias y los municipios para poder brindar oportunidades a la gente para que tenga un techo digno donde vivir».

Respecto al Programa

El programa inicialmente propuso la construcción de 200 viviendas rurales destinadas a los pobladores más humildes de los cinco departamentos más postergados de la provincia, cuyos destinatarios eran peones rurales, trabajadores, pequeños chacareros, diseminados en toda la provincia y radicados en jurisdicciones de las juntas de gobierno.

Esta política presenta un fuerte contenido social y federal, ya que las obras que articula la UEPE se encuentran en todo el territorio provincial, habiendo alcanzado hasta el momento a 158 de las 169 juntas de gobierno, y 68 de los 78 municipios que conforman las unidades de gobierno de la provincia.

Asimismo, las obras que se ejecutan buscan dar solución habitacional, así como una inversión productiva a las familias beneficiadas, brindando herramientas de sustentabilidad a fin de lograr el desarrollo pleno de los ciudadanos alcanzados por el programa.

Las obras ejecutadas dentro de este marco se realizan por medio de consorcio vecinales, como una alternativa destinada a superar las dificultades de llegar a comunidades rurales y juntas de gobierno. Con esta figura también se agiliza la tramitación de la obra y se asegura la transparencia en todas las fases del proceso, desde su solicitud como así también en el control de la ejecución como de los resultados.

La UEPE durante todo el proceso ha contribuido, y lo sigue haciendo, con recursos para la logística, personal, obras menores y/o de infraestructura, como así también en el funcionamiento de los consorcios. Además asesora en el proyecto, hace la presentación ante el gobierno nacional y acompaña durante todo el desarrollo de las obras, no actúa como auditor externo de las obras sino solo como contralor de la gestiones.

Las nuevas unidades tienen una dimensión promedio de 80 metros cuadrados, a un valor de 5563 pesos por metro cuadrado. Además de ello se han previsto para ambos desarrollos obras de infraestructura básica que contemplan cordón cuneta, veredas perimetrales, red cloacal y pavimento.

Enlace permanente a este artículo: https://www.siglo21digital.com.ar/se-entregaron-59-nuevas-viviendas-rurales-en-victoria-y-diamante/