Proponen que Entre Ríos sea pionera en energías alternativas.

Para afrontar la crisis energética, “Entre Ríos debe salir del circuito de compromisos asumidos con YPF y el Poder Ejecutivo Nacional, y centrar sus esfuerzos económicos y de gestión para que la universidad se transforme en un polo de investigación y desarrollo de  energías alternativas.  Para eso, cuenta con todo lo necesario: naturaleza, inteligencia y capacidad “, afirmó a AIM la diputada socialista en el FAP-GEN, Emma Bargagna.

En diálogo con esta Agencia, la legisladora se refirió al proyecto de resolución que presentó el jueves en la Cámara baja provincial, que solicita al Poder Ejecutivo Provincial declarar estratégico para Entre Ríos y para su Universidad “el estudio, impulso y desarrollo de energías renovables para uso industrial y urbano y la elaboración de un Plan de Avanzada Tecnológica y Científica tendiente al reemplazo progresivo de la actual matriz energética basada en el consumo de petróleo y gas por energías alternativas”.

El texto demanda al Ejecutivo que retire a la provincia  del “Plan Hidrocarburífero de Alto Impacto”, del “Plan Exploratorio Argentino”, de los convenios “gobierno de Entre Ríos – YPF” y “gobierno de Entre Ríos – Ancap”, por las implicancias que puedan tener para la salud, el agua y la producción de Entre Ríos.

Fundamentos
En los fundamentos del proyecto, Bargagna se refirió al acuerdo de explotación de hidrocarburos no convencionales celebrado entre la multinacional Chevron e YPF, y señaló que el mismo “desató una ola de rechazo y violencia en Neuquén. Esta reacción ha sido acompañada por el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel y decenas de investigadores, científicos y estudiosos del tema”.

La diputada recordó a AIM que los más de 36.000 km 2 en los que le está permitido a Chevron obtener petróleo y gas por el sistema “fracking”, abarca zonas desérticas y de riego de vides y frutales, de asentamiento de pueblos originarios que por siglos han vivido en esas tierras. Sobre las primeras 8.000 hectáreas, sin audiencia pública, la compañía empezó a romper el monte (el “lonko”). “Pueblo Añelo, ubicado a 103 kmts de la ciudad de Neuquén, pueblo de ruta, ya no puede tomar el agua que sale por las canillas, porque es una sustancia viscosa, marrón”.

Además, ejemplificó: “las comunidades mapuches Kaxipayiñ y Paynemil, por resolución judicial reciben agua envasada en bidones por parte del municipio. En estos grupos humanos, la contaminación se comenzó a advertir en la mutación de animales (chivos con dos cabezas), prosiguió con dolores óseos y pérdida de la visión en varios pobladores y el nacimiento de una niña sin cráneo”.

Hace dos años Chevrón entró con sus equipos de perforación para un proyecto que contempla 2.800 perforaciones con químicos, compuestos radioactivos y millones de litros de agua dulce que no se utilizará más.  Todo esto en los campos de Maripé, en Fortín Manguardia, la tierra que ahora llaman “Vaca Muerta”, que las multinacionales del primer mundo consideran “tierra de sacrificio”.

La Legislatura de Neuquén, envuelta en un escandaloso proceso de aprobación legislativa “está dispuesta por mayoría a aceptar a ciegas lo que celebraron empresas comerciales extranjeras y una YPF (cuyas acciones aún no son propiedad del Estado nacional) en favor del interés extranjero, desconociendo que corresponde a las provincias el dominio originario de los recursos naturales existentes en su territorio (Constitución Nacional, artículo 124 in fine).

“La resistencia del Pueblo de Neuquén al avance de Chevron sobre su territorio es legítima y justa”, opinó Bargagna y destacó que “estos procesos de coloniaje como el que está permitiendo YPF, siempre van a generar resistencia. Quizá ignoren los neuquinos la letra chica en inglés de los compromisos asumidos por YPF aprobados por la Legislatura provincial, pero saben por experiencia y por intuición que estas empresas como Chevron vienen a dejarlos sin agua, sin producción y sin salud”.

Para  Bargagna,  “Entre Ríos debe salir del circuito de compromisos asumidos con YPF y el Poder Ejecutivo Nacional, y centrar sus esfuerzos económicos y de gestión para que la universidad se transforme en un polo de investigación y desarrollo de  energías alternativas.  Para eso, cuenta con todo lo necesario: naturaleza, inteligencia y capacidad “, afirmó.

La universidad, clave en el cambio de la matriz energética
Las Universidades Nacional de Entre Ríos (Uner), las Tecnológica Nacional (UTN),  Regional Paraná y Regional Concordia, -por acuerdos con la provincia- “deberían ubicarse cuanto antes y decididamente, -ampliando sus recursos y sus miras-, de cara a un futuro cercano e inexorable, en el que habrá que ayudar a la sociedad a cambiar de matriz energética en forma progresiva sin destruir lo poco que nos queda, salvando el agua potable, la producción y la salud del pueblo”.Bargagna-otra-perfil-150x150

Enlace permanente a este artículo: https://www.siglo21digital.com.ar/proponen-que-entre-rios-sea-pionera-en-energias-alternativas/