Mujeres Radicales por la igualdad

La Red de Mujeres Radicales sostuvo en un documento emitido ayer que “el silencio ante los hechos que han conmovido a nuestra sociedad en los últimos días, no es opción” y que es “imperioso manifestar con toda la fuerza de nuestra voz, la necesidad de trabajar en construir sociedades de paz, igualitarias e inclusivas, dónde la mujer pueda alcanzar su máximo potencial en libertad e igualdad de condiciones”
Indicaron que “a partir de una denuncia pública, decenas de personas, en su enorme mayoría mujeres, se animaron a contar sus historias de abuso, en un proceso que nos obliga, como sociedad a mirarnos reflexivamente, mientras acompañamos a las víctimas en su proceso de sanación. La violencia sexual en cualquiera de sus manifestaciones, es una pandemia de nuestro tiempo. El 20% de las niñas menores de doce años sufrirá algún tipo de abuso sexual. No son niñas sin nombres, son nuestras niñas, son las niñas de una sociedad que las deja desamparada. Interpelamos al poder judicial a tomar las medidas necesarias para que exista una justicia y una fuerza de seguridad con perspectiva de género”.
Luego reclamaron que las víctimas “sean respetadas y no revictimizadas, que se crea en su palabra, que no se busquen excusas para hacerlas culpables (su forma de vestir, dónde estaba o porqué estaba sola). Que los jueces hagan su trabajo con apego a la ley, enfoque de género y perspectiva de derechos humanos, fallos como el de Lucía Perez, no sólo son una aberración jurídica, sino un manifiesto de una justicia machista que se enorgullece y se siente impune de serlo. Mientras no exista justicia para las víctimas, la condena social es el refugio de los que no tienen voz. Y nos acerca peligrosamente a la búsqueda de la venganza, que es lo opuesto a la justicia. Si hoy es un recurso, no es culpa de las víctimas, es responsabilidad de un sistema que las deja desprotegidas, vulnerables, expuestas. Estamos convencidas que la política debe dar el ejemplo. Que los partidos políticos deben avanzar sin excusas, a generar políticas de igualdad hacia el interior”
Consideraron más adelante que “seguimos encontrando trabas a la igualdad en la representación. Hoy a las mujeres en política nos cuesta el doble, debemos padecer las mismas formas machistas y patriarcales que la sociedad denuncia con valentía. Pero no sólo debe darse al interior de los partidos, debe hacerse con fuerza desde los roles legislativos. Ley de paridad, la reforma de la Ley de Educación Sexual Integral, Ley de Licencia por Paternidad, son algunas de las herramientas que deberían ser el inicio de una agenda de género que promueva la paz, la inclusión y la igualdad. Instamos a nuestros correligionarios, a la UCR como el partido de los derechos humanos a levantar sus nuevas banderas que son la de la igualdad y la diversidad. No hay excusas para continuar poniendo trabas a la representación igualitaria”.

Finalmente pidieron, “que cada radical, en el lugar que se desempeñe, levante estas consignas como banderas. Somos el partido capaz de llevar luz, en los momentos de mayor oscuridad. Somos el partido de los derechos humanos, somos el partido de la libertad. Si queremos ser el partido que en el futuro represente los valores que fueron nuestras banderas en el pasado, acompañemos a la sociedad en este momento histórico. Acompañemos a las mujeres que militan por sus derechos. Acompañemos a los niños y niñas que han sido víctimas. Acompañemos a nuestros compatriotas en la construcción de un país mejor. Que el miedo no sea la excusa, que el futuro sea de todos” concluyó el documento de Mujeres Radicales.

Enlace permanente a este artículo: https://www.siglo21digital.com.ar/mujeres-radicales-por-la-igualdad/