La comisión argentina de liturgia dio precisiones sobre las hostias para celíacos.

Las hostias deben estar elaboradas con harina de trigo para que sean consideradas «el cuerpo de Cristo»
Las hostias deben estar
elaboradas con harina de trigo para que sean consideradas «el
cuerpo de Cristo», pero los fieles que no pueden consumir gluten
por alguna enfermedad o ser celíacos se enfrentan a un dilema
porque necesitan algo de esa materia para ser válidas.
Así lo informaron integrantes de la Comisión Episcopal
de Liturgia de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) a Aica al
recordar qué dice la Iglesia sobre estos casos.
La Comisión reafirmó que «las hostias sin nada de gluten son
materia inválida para la Eucaristía».
El presbítero Walter Perelló, secretario ejecutivo de la
Comisión Episcopal de Liturgia, explicó que una carta del Vaticano
al respecto «no agrega demasiado» respecto a otras dedicadas al
mismo tema.
«El pan que se emplea en el santo sacrificio de la Eucaristía
debe ser ázimo, de sólo trigo y hecho recientemente, para que no
haya ningún peligro de que se corrompa», exhorta la carta.
Por consiguiente, no puede constituir la materia válida, para
la realización del Sacrificio y del sacramento eucarístico, el pan
elaborado con otras sustancias.
«Y el vino que se utiliza en la celebración del santo Sacri?cio
eucarístico debe ser natural, del fruto de la vid, puro y sin
corromper, sin mezcla de sustancias extrañas», señala también la
misiva.
Así «respecto a la comunión de quienes padecen celiaquía» –
expresó el sacerdote Perelló- «la Congregación afirma que las
hostias sin nada de gluten son materia inválida para la
Eucaristía’».
El presbítero agregó que «son materia válida, las hostias con
la mínima cantidad de gluten necesaria para obtener la panificación
sin añadir sustancias extrañas ni recurrir a procedimientos que
desnaturalicen el pan».
Es «competencia del Ordinario conceder a los fieles y a los
sacerdotes la licencia para usar pan con una mínima cantidad de
gluten o mosto como materia para la Eucaristía».
Las hostias para celíacos no reciben la calificación de «sin
TACC» (trigo, avena, cebada y centeno, sustancias intolerables por
quienes sufren celiaquía), sino que se describen como «aptas para
celíacos», debido a que están manufacturadas con harina de trigo,
que sí contiene gluten, aunque una cantidad mínima e incapaz de
producir daño alguno.
Esto fue certificado por un análisis realizado por el equipo de
la cátedra de Inmunología de la Facultad de Ciencias Exactas de La
Plata.
«En realidad» –afirmó el secretario ejecutivo de la Comisión de
Liturgia- «la atención a la comunión de celíacos es habitual en
nuestras comunidades desde hace ya tiempo, ya sea mediante las
hostias especialmente preparadas con un mínimo imperceptible pero
suficiente de gluten o a través de la comunión con el vino sin
contacto con el pan».
También afirmó que «en algunos medios nacionales, incluso, han
aparecido las opiniones positivas de asociaciones de renombre como
la Asociación Celíaca Argentina o la Acela (Asistencia al Celiaco
de la Argentina), aconsejando la comunión con el vino, sin ver en
ello ningún signo negativo»
En Buenos Aires, uno de los lugares donde puede adquirirse este
tipo de hostia especial, apta para celíacos, es en la Congregación
Hijas de San José, ubicada en Avellaneda 2344, Buenos Aires.

Primicias Rurales
NA

Enlace permanente a este artículo: https://www.siglo21digital.com.ar/la-comision-argentina-de-liturgia-dio-precisiones-sobre-las-hostias-para-celiacos/