El primer grupo de paranaenses partirá el sábado rumbo a Río de Janeiro

Alumnos del último año del Instituto Santa Teresita decidieron renunciar a la idea de ir a Bariloche como viaje de fin de curso y hacerlo a Río de Janeiro. Se sumaron al contingente que partirá el sábado a la medianoche en colectivo.
EnviarImprimir
COMPARTIR
FacebookTwitterBuzzGMailYahoo!DeliciousLinkedin
Avisos Clasificados
Importante lote de calzado femenino $ 70000 Modular para TV, DVD, play $ 90000 PARA VOS!!! Potencia Skp Max 310 Profesional Retirá Ya…!!! $ 1.79900
Anuncie aquí

Faltan pocos días para que comiencen la Jornada Mundial de la Juventud, que este año será en Río de Janeiro, Brasil.
Para muchas personas esta instancia significa una oportunidad para tener un contacto cercano con Francisco, el papa argentino.
Desde Paraná hasta la ciudad sede de la Jornada hay que recorrer más de 1.900 kilómetros. Pero para quienes anhelan vivir esta experiencia, la distancia es un detalle menor. Se trata de un encuentro en el que miles de jóvenes comparten vivencias que les posibilitan renovar su fe y su esperanza. Y el deseo los moviliza a tal punto, que un grupo de alumnos del último año del Instituto Santa Teresita decidió renunciar a la idea de ir a Bariloche como viaje de fin de curso y hacerlo en cambio a Río de Janeiro. En este marco, se sumaron al contingente que partirá el sábado a la medianoche en colectivo luego de celebrar una misa especial para la ocasión. Serán los primeros paranaenses que emprenderán el camino para llegar al vecino país, pero en el itinerario harán diversas paradas. La primera de ellas será en la localidad de Itatí, en Corrientes, donde se encuentra la imagen de la Virgen que congrega a miles de fieles.
Luz Hurié tiene 29 años y es una de las integrantes de esta comitiva de 45 personas. Trabaja en la parroquia Santa Teresita. En 2011 tuvo la posibilidad de viajar a Madrid y participar por primera vez en este tipo de encuentros, al que catalogó como “una experiencia maravillosa”.
“Es realmente una fiesta de la fe, una celebración donde nos reunimos en torno a Cristo. Es muy fuerte encontrarte con personas que hablan diferentes idiomas, que mantienen distintas tradiciones, pero que todos juntos cantamos las mismas canciones y compartimos la misma creencia”, señaló a diario Uno.
Lo particular es que el contingente del que Luz formará parte no llegará a Río de Janeiro para participar como meros espectadores, sino que previamente pasarán unos días en Curitiba, donde se alojarán en casas de familias oriundas del lugar y acompañarán a gente oriunda del lugar a misionar en distintos barrios de la ciudad brasilera. En este sentido, comentó: “En Paraná también misionamos y eso es parte de las actividades que realizamos desde la Acción Católica. Intentamos salir hacia la comunidad, no se hacen tanto cosas puertas adentro de la iglesia, sino que se generan encuentros cara a cara con el hermano que a lo mejor está necesitando ser escuchado o recibir alguna ayuda”.
Por su parte, el padre Juan Ignacio Martínez, quien también viajará a Río junto a este grupo, expresó: “Esto de misionar formó parte de la propuesta y entendemos que se trata de un intercambio cultural muy rico. Uno se encuentra con personas que tienen algún tipo de dificultades, con problemas, y nos hace bien a todos escucharnos, es sanador alentarnos mutuamente para seguir creciendo con la alegría de vivir y hacer las cosas para un bien común a partir de la fe en Cristo”.
“Luego iremos a Río y pararemos en escuelas, con bolsas de dormir. Será toda una aventura”, concluyó entre risas, feliz por esta iniciativa.

Cómo se originó este tipo de encuentros multitudinarios
La Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) es un acontecimiento religioso y cultural de gran magnitud, que reúne cada dos o tres años a jóvenes de todo el mundo durante una semana para reflexionar sobre el mensaje cristiano.
“Más que un encuentro que reúne miles o hasta millones de jóvenes, la Jornada Mundial de la Juventud da testimonio de una Iglesia viva y en constante renovación. Son ellos, los jóvenes, los protagonistas de este gran encuentro de fe, esperanza y unión”, se explica en el sitio oficial especialmente creado para este evento.
La primera que se llevó a cabo fue en 1984, con un encuentro promovido por el papa Juan Pablo II. Voces que necesitaban ser escuchadas y un corazón listo para recibirlas.
Este año, la cercanía geográfica alentó la posibilidad de que los diferentes grupos parroquiales iniciaran la organización de contingentes para visitar el vecino país a partir del 22 de julio, para poder vivir esta experiencia. Desde Entre Ríos partirán distintos grupos y desde la Diócesis de Paraná son alrededor de 450 personas. Recorrerán los 1.992 Kilómetros que separan a la capital de la República Argentina y la sede de la JMJ en Brasil.
Son muchas las actividades en las cuales los jóvenes son invitados a participar, como catequesis, eventos culturales, momentos de compartir y convivencias. Pero existen aquellas que están previas como actos centrales de la jornada: ceremonia de apertura, bienvenida al Papa, Vía Crucis, la vigilia de los jóvenes con el Papa y la Misa de clausura.

Hubo reuniones previas a emprender el viaje a Brasil
Quienes viajarán a Brasil mantienen una serie de encuentros preparatorios para manifestar las inquietudes y compartir instancias de fe y oración previamente a lo que será este intercambio.
Al momento, se realizaron tres en la capilla de Nuestra Señora de la Merced, en las que participó monseñor Juan Puiggari.
“No es un viaje de turismo, y esto es lo que se aclaró de entrada”, contó a UNO Luz Hurié.
Por su parte, el padre Juan Ignacio Martínez comentó que “a los chicos del Secundario se los invitó a participar y prefirieron este viaje en lugar de ir a Bariloche, porque quieren conocer al Papa. Durante estos días nos reunimos para ver qué documentación se debe llevar y qué vacunas hay que ponerse. La alegría y las expectativas que vivimos son inmensas”.
“Con nosotros van jóvenes de la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe. Elegimos ir en colectivo por una cuestión de costos, pero también para que el itinerario y la experiencia sean diferentes. Para cubrir los gastos trabajamos mucho, vendimos tortas, hicimos rifas, hicimos peñas, atendimos la cantina, anduvimos a las corridas y ya falta poco para partir”, contó por último el sacerdote.
FUENTE: el once

Enlace permanente a este artículo: https://www.siglo21digital.com.ar/el-primer-grupo-de-paranaenses-partira-el-sabado-rumbo-a-rio-de-janeiro/