Córdoba es “zona de desastre” por los incendios y la lluvia sería la única solución

Ya se quemó al menos un centenar de casas y cabañas en Calamuchita y Sierras Chicas. Hay dos personas en estado grave y 500 evacuados. Hay W detenidos, sospechados de iniciar algunos de los fuegos que se desataron esta semana.e_1378886334 

Córdoba sigue complicada por el fuego, aunque anoche el panorama parecía tener una dosis de dramatismo menor a la del día anterior. De todos modos, una decena de focos sigue activo y fuera de control, mientras se suman hectáreas a las más de 22 mil que –según estimaciones aún extraoficiales– se quemaron sólo entre el viernes y ayer.
No hay relevamientos precisos pero se estima que cerca de un centenar de casas y cabañas resultaron seriamente dañadas por el fuego. Hubo más de 500 evacuados, sobre todo en Calamuchita y Sierras Chicas.
Dos personas están internadas en grave estado en Córdoba. Isidro Pelliza (49), con traumatismos de cráneo y tórax al caerle un tronco cuando intentaba controlar el fuego en su complejo de cabañas en Calamuchita; y Carlos Pallen (25), con quemaduras en el 38 por ciento de su cuerpo, sufridas cuando su vivienda tomó fuego en la localidad de Salsipuedes.
Según la Jefatura de Policía, ayer sumaban 12 los detenidos, sospechados de tener responsabilidad en algunos de centenares de focos iniciados en la última semana. Varios, por hechos de consecuencias menores, ya recuperaron la libertad.
Villa Yacanto, en Calamuchita, debió esperar hasta la tarde de ayer para tener la certeza de que las llamas no arrasarían todo el pueblo. Antes, sus 1.200 habitantes pasaron una noche de terror, amenazados por el fuego que de todos modos quemó casi 40 casas y cabañas, tres aserraderos y otras instalaciones.
Ese mismo incendio había complicado severamente un día antes los parajes de San Miguel de los Ríos y Villa Alpina –donde quemó varias casas– y ayer se acercaba a El Durazno. Toda esa región tiene miles de hectáreas con forestaciones implantadas de pinos. De todos modos, el frente de fuego ya era más reducido anoche.
En otros puntos, anoche seguía siendo comprometida la situación en Villas Ciudad de América y La Paisanita, cercan

e_1378886336

as a Alta Gracia. En la primera hubo propiedades afectadas.
En Traslasierra, se sigue expandiendo el fuego entre San Javier y La Población. Ya arrasó centenares de hectáreas de bosque nativo y los bomberos se esforzaban anoche para evitar que un frente llegara a varias viviendas.
En las Sierras del Sur también seguía descontrolado anoche un incendio que se acercaba desde la zona de Las Albahacas hacia Alpa Corral.
En Sierras Chicas, algunos focos se controlaron pero otros siguen activos. Los principales se concentraron en La Granja, donde el fuego llegó a metros de viviendas de barrio Los Molles, y vecinos con precarios elementos trataron de detenerlo hasta que llegó el apoyo de aviones hidrantes, que estaban atendiendo otros focos. El fuego siguió también entre Ascochinga y La Cumbre. En Salsipuedes se logró controlar un frente pero ayer otro amenazaba.
Parte del cerro Pan de Azúcar ardía y las llamas se acercaban a las reservas naturales Los Quebrachitos, en Unquillo, y La Quebrada, en Río Ceballos.
Más focos
Otros incendios que no dan tregua son los desatados en Cosquín. Hasta anoche, se combatía un frente en el cerro Pan de Azúcar, que logró ingresar a las instalaciones de la aerosilla y pasar incluso hacia la región de Sierras Chicas. Vecinos que ayudaban a bomberos dejaron allí escuchar sus quejas respecto de que todos los esfuerzos oficiales parecían concentrados en Calamuchita. Otro foco se inició en el basural de Cosquín y se propagó hacia Bialet Massé, donde anoche se decidió evacuar a 26 personas, por precaución.
El Hospital Domingo Funes, de Santa María de Punilla, se quedó sin pacientes ya que fueron derivados a otros centros de salud por la proximidad del fuego y, sobre todo, del humo.
Hasta en Capital
La ciudad de Córdoba no escapó a la ola. Cerca del mediodía, un foco se desató en la reserva San Martín. Según confirmó uno de los bomberos que trabajó en el lugar, el fuego tuvo origen en la zona del puente Los Carolinos y avanzó de oeste a este. Pasadas las 18, ya había penetrado bastante el amplio parque, en plena zona urbana. Anoche, trabajaban siete bomberos y varios vecinos que se acercaron a colaborar antes para evitar que se fuera de control y tomara más vegetación.
La Provincia promete reconstruir casas
Anuncio. “La Provincia se hará cargo de reconstruir las viviendas que fueron consumidas por el fuego”, resume un comunicado que la gobernación hizo público anoche. El gobernador, José Manuel de la Sota, sostuvo: “Vamos a tener que hacer todas esas casas de nuevo porque no podemos abandonar a la gente a su propia suerte”.
Como “zonas de desastre” declaró el Gobierno de la Provincia a las áreas más afectadas, lo que implicaría la adopción de medidas de beneficios impositivos. (La Voz del Interior)

Enlace permanente a este artículo: https://www.siglo21digital.com.ar/cordoba-es-zona-de-desastre-por-los-incendios-y-la-lluvia-seria-la-unica-solucion/