Conseguir una entrada para el Mundial, misión imposible.

Cada vez falta menos para la Copa del Mundo y cada vez cuesta más comprar un boleto. Ya se vendieron más de un millón de tickets. La próxima instancia de venta se abrirá el 8 de diciembre.

Se lesionó Messi. No importa. Ya se recuperará. A Sabella le falta armar la defensa. No importa, algo va a inventar. El arquero es un tema. Que lo arregle el técnico, que para eso está. A todos los demás, millones de hinchas, sólo les importa que la Selección gane el Mundial. Y muchos de esos, miles, hacen planes para estar en Brasil entre el 12 de junio y (cruzan los dedos) la final del Maracaná del 13 de julio. Pero es más fácil que la Selección solucione todo lo que tiene por arreglar que conseguir una entrada para alguno de los partidos.

La segunda etapa de venta de tickets se agotó en apenas 7 horas cuando aficionados de todo el mundo intentaron acceder al sitio de la página oficial de la FIFA, único modo de comprar las entradas. En la primera etapa se habían vendido 889.305. Las 228.559 disponibles esta semana duraron un suspiro, habida cuenta de la relación de fuerzas entre la oferta y la demanda. De aquellas casi 900 mil, a los hinchas argentinos les correspondieron 4.493, según el ranking elaborado por la entidad. Argentina ocupó el 11º lugar y el total se repartió proporcionalmente. La FIFA aún no informó cuántas les tocaron a los argentinos de estas casi 230 mil. Aunque sí quedó claro que nuestro país fue el quinto más comprador detrás de Brasil, Estgados Unidos, Australia e Inglaterra.

La FIFA y el Comité Organizador decidieron que cada país tendrá el 8% del total de la capacidad del estadio donde se enfrenten sus equipos, en todas las instancias. La bronca de los hinchas fácilmente comprobable en las redes sociales y en cualquier charla callejera tiene respuesta en la matemática. Si se calcula el aforo promedio de cada cancha en 50.000 localidades, el 8% suena a poco para el entusiasmo que despierta el Mundial en los hinchas que coinciden cercanía y posible protagonismo de sus Selecciones. No hay otra razón para las menos de 5.000 entradas que se llevaron los argentinos en esta segunda etapa. No hay conspiración “antiargentina” ni una maniobra para evitar el apoyo multitudinario al equipo de Leo Messi.

Quedan otras posibilidades para lograr los accesos. El 6 de diciembre será el sorteo de los grupos del Mundial. Desde el día 8 y hasta el 30 de enero la web de la FIFA habilitará la venta para la compra de entradas por partidos. Es altamente probable que nuevamente se colapse la página y que las entradas vuelvan a “volar” en cuestión de horas. Será la fecha clave porque cada hincha sabrá dónde, cuándo y contra quién jugará su Selección.

Brasil será cabeza de serie del Grupo A. Es muy probable que Argentina lo sea de las zonas F o H, preferentemente de este último. Si Brasil gana su zona sólo se enfrentará al primero de cualquiera de esos grupos recién en la final. Entonces, si Argentina juega en el F, los hinchas ya sabrán el 8 de diciembre que se presentará en Río, Belo Horizonte y Porto Alegre; que tendrá los octavos en San Pablo, los cuartos en Brasilia y la semifinal en San Pablo. Si en cambio cae en el H, jugará en Belo Horizonte, Río y San Pablo y después hará Salvador, Brasilia y San Pablo. ¿Por qué en la AFA quieren el H? Porque el plantel se instalará en Belo Horizonte, jugará el primer partido sin moverse y los otros dos encuentros de la primera fase serán de trayectos cortos. Sólo habrá que ir lejos en octavos, a Salvador.

La composición del grupo también es clave. Si a Argentina le tocan rivales que llevarán pocos hinchas al Mundial, entonces ese 8% garantizado a cada equipo quedará holgado y se podrá comprar el remanente a la Federación correspondiente. Por ejemplo, no se espera que vaya mucha gente de Bosnia y seguramente no agotarán sus localidad, que podrán ser aprovechadas por los argentinos.

Se prevé, se dijo, un nuevo atolladero en la web de la FIFA. Ayer, la entidad debió difundir un comunicado para que se entendiera el método de distribución.”Durante los dos períodos de la primera fase de ventas, sólo se sacan a la venta un millón de entradas. Aficionados de todo el mundo tuvieron la misma oportunidad. La gran cantidad de entradas para brasileños se explica según lo dispuesto en la Ley General de la Copa del Mundo, la cual establece que sólo hinchas residentes del país anfitrión tienen derecho a entradas de la categoría 4. Por consiguiente, la FIFA les ofreció un total de 342.740 tickets en esta categoría, únicamente. En un sorteo, la cantidad de billetes destinados a cada nación es aleatoria. Por último, ya que es una lotería electrónica, es importante señalar que la suerte también cuenta”.

Para acceder al sitio de venta había que justificar residencia, documentación y, por supuesto, número de tarjeta de crédito. Luego, cuando se dividían las solicitudes por países, se sorteaba entre los oferentes. Por eso algunos pudieron comprar y otros no, aunque hayan entrado antes a la web.Tras la apertura del 8 de diciembre se prevé una penúltima fase de remanentes desde el 26 de febrero al 1° de abril. Y el último plazo será desde el 15 de abril y se mantendrá abierto hasta el día de la final inclusive, atendiendo posibles devoluciones.

No todo está perdido. La otra opción es comprar las entradas por las agencias de viajes. A otro precio, porque las empresas incluyen distintos servicios. Desde el más elemental al Super Vip. Las agencias se quedaron con las entradas que se venden por el sistema “Hospitality” de la FIFA y ahí sí hay un agujero negro. En la AFA, las fuentes consultadas dijeron que “no tenemos idea” sobre cuántas agencias compraron entradas. Como siempre, queda el recurso de la reventa. Ya hay sitios ofreciendo entradas en Internet. fuente ( diario clarin)

POR DANIEL LAGARESFIFA-Copa-Mundo-Luego-AFP_CLAIMA20131113_0001_17

Enlace permanente a este artículo: https://www.siglo21digital.com.ar/conseguir-una-entrada-para-el-mundial-mision-imposible/