Vitor: “Ojalá no haya ningún tipo de privilegio, es un juicio histórico”

 

El diputado provincial de Juntos por el Cambio, Esteban Vitor, analizó el comienzo del juicio a Sergio Urribarri por delitos de corrupción. Aseguró que podría ser “un punto de inflexión” para la Justicia y recordó la impunidad con la que se manejó tanto durante su gestión en la Gobernación como cuando fue presidente de la Cámara de Diputados, con el consentimiento del oficialismo.

–Arrancó el juicio histórico donde el principal imputado es Sergio Urribarri, pero además hay varios exfuncionarios ¿qué significado tiene para usted este arranque después de tanto tiempo?

–Después de numerosas dilaciones ha comenzado este juicio, creo que puede ser un punto de partida para ver si se puede empezar a cambiar la imagen que hay de la justicia en general, y la provincial también, la historia dice que en Entre Ríos los juicios por corrupción no han tenido la sanción o la condena, que muchos juicios quedaron sin condena por distintos motivos. Puede ser un punto de inflexión esto y ojalá no haya ningún tipo de privilegio, sabemos que es un juicio histórico.

–Y estas cinco causas son las más leves, las más complejas, las que van a dejar al descubierto el mayor entramado de la corrupción son las que vienen después. En estas causas estamos hablando de las solicitadas, pautas publicitarias que beneficiaron a empresarios amigos, todo lo que fue en el marco de la frustrada campaña de Urribarri presidente.

–Sí, es así, y bueno, ojalá haya la mayor objetividad, siempre se respeta el derecho a defensa, pero tampoco que haya privilegios y ojalá que hay una decisión ejemplar.

–Usted llega a la diputación en diciembre de 2015 ¿con qué provincia se encontraron como legisladores de la oposición, más allá de lo que vio Bordet en su arranque?

–Con una provincia absolutamente fundida y totalmente distinta al relato que había dado Urribarri que decía que Entre Ríos había dejado de ser una provincia pastoril para convertirse en una provincia industrial, que se generaba empleo. El único empleo que creció fue el empleo público, más de 25.000 empleados públicos, y dejó una provincia fundida. Tal es así que gracias al exministro del Interior Rogelio Frigerio y al presidente Mauricio Macri, le hicieron llegar los fondos para pagar toda la masa salarial de diciembre, y eso se hizo con adelantos que dio la Nación. Y la provincia quedó en una situación económica muy compleja, incluso el propio gobernador Bordet lo ha reconocido que le dejaron una provincia fundida, yo creo que no ha sido todo lo claro que tendría que haber sido con los números que le dejó Urribarri.

–En las causas por delitos de corrupción que involucran a Urribarri, estas que comenzaron a juzgarse, más las otras en trámite, más la causa contratos, que también lo tiene de protagonista a Urribarri porque el ejecutor que siempre aparece es su cuñado Juan Pablo Aguilera, o el cuñado de su cuñado, Alejandro Almada, ellos aparecen como los recaudadores. Estamos hablando de más de 100 millones de dólares que se desviaron por la corrupción. Ahí está la Entre Ríos fundida.

–Absolutamente, y esa cifra es corta si se agregan otras cosas más, por ejemplo, las cosechadoras truchas, creo que son cosas que uno lo puede ver, y el despilfarro de dinero que hubo durante su gestión y, además, esa sensación de impunidad de que podían hacer lo que quisieran y también, hay que decirlo, siempre lo pudo hacer porque hubo una clase política o una parte del oficialismo que siempre le decía “sí, Sergio”. Porque en off muchos decían muchas cosas, pero nadie se animaba a enfrentarlo. Y si hubiera habido una actitud más activa no hubieran pasado muchas de las cosas que pasaron. Incluso yo creo que Urribarri nunca hubiera sido gobernador. Doy un ejemplo: él era presidente de la Cámara de Diputados en el período anterior, de la última gobernación de Sergio Montiel, y ahí hubo subsidios truchos que se pagaron de la Cámara y él era presidente, y sin embargo hubo un diputado condenado que era del radicalismo, pero nunca él, porque arregló con la justicia.

–La tenía de abogada a la doctora Claudia Mizawak.

–Lamentablemente, si en ese momento la Justicia hubiera actuado de forma correcta, no hubiera pasado lo que después vino. El gran problema que hemos tenido en Entre Ríos es la complacencia de la Justicia y, en general, de no tener un rol más activo, sobre todo la gente del oficialismo.

–Y en el período de Urribarri como presidente de la Cámara de Diputados ¿cuánto buscó Urribarri planchar su situación procesal, sus malos manejos con los fondos públicos?

–Para empezar, él venía únicamente para la sesión, porque vivía en Buenos Aires, ni siquiera estaba en la labora parlamentaria que es donde se junta el presidente de la Cámara con los presidentes de los bloques, nunca fue. También lo que puedo decir es que, por ejemplo, hubo dos causas que fueron en la Comisión de Asuntos Constitucionales y después del reclamo de los legisladores de Cambiemos donde planteamos que se trate el tema del desafuero, dos de las causas penales estuvieron cajoneadas por el actual titular del Tribunal de Cuentas, Diego Lara. Nosotros presentamos escritos, varias veces lo hizo la presidenta de nuestro bloque que era la diputada Viola, hubo varias notas e incluso nosotros la acompañamos en la impugnación al pliego de Lara porque planteábamos, primero, a quién iba a controlar Lara siendo presidente del Tribunal de Cuentas siendo parte del mismo oficialismo y les recordaba esto, que cajoneó estas dos causas. Cuestión que también está en deuda la Cámara de Diputados de reglamentar los fueros, yo soy autor de un proyecto que también lo he re-presentado hace poco porque ha perdido estado legislativo, es una de las deudas pendientes que tenemos.

–¿Y cuánto veía usted de subordinación y de obediencia debida de parte de los legisladores del PJ ante cada situación que aparecía vinculada a Urribarri y la corrupción en la Justicia?

–Había una obediencia debida, nadie le cuestionaba nada, al menos lo que uno sabía. Cuando él comenzó no tenía ninguna imputación, pero cuando empezaron a avanzar las causas empezamos a plantear que no podía ser presidente de la Cámara, incluso la última elección que hubo un discurso muy duro de la presidenta de nuestro bloque y nosotros nos retiramos porque era una bofetada que Urribarri sea presidente de la Cámara, después de todo lo que había salido a luz.

–Además se había sumado la causa Contratos, a partir de septiembre de 2018.

–Absolutamente, estaba la causa Contratos. En off varios legisladores del oficialismo decían que les habían hecho firmar, algunos lo declararon, creo que es una situación donde nosotros desde la oposición lo hicimos público numerosas veces, y creo que también si hubiera habido alguien más activamente desde el oficialismo, tampoco hubieran pasado todas estas cosas, se hubieran puesto más firmes. También hay que decir que en el último período, con el oficialismo nosotros tuvimos en conversaciones porque no iba a ser Urribarri el presidente, nosotros desde la oposición íbamos a apoyar que no fuera, finalmente el oficialismo a último momento lo dejó, no sé qué pasó, pero lo dejaron.

–¿Y cómo era Urribarri con los diputados opositores críticos? porque uno ve algunos movimientos y en la causa contratos aparecen varios legisladores de la oposición beneficiados por contratos, a diferencia de otros ¿Notaban que trataban de seducir para arrastrar a diputados del bloque opositor?

–Sí, eso siempre pasó, incluso el primer día hubo un diputado que se fue del bloque sin ningún motivo, que fue Troncoso, y siempre acompañó las decisiones de Urribarri, era una persona que si bien entró por Cambiemos, era muy amigo de Urribarri. Pero también hubo legisladores que nos pusimos firmes. Es más, en el caso mío yo nunca en los cuatro años tuve trato con Urribarri, tampoco fui presidente del bloque, y el día que nos retiramos tuve un cruce de palabras que a los pocos días en algunos medios me hicieron una operación de prensa, diciéndome que yo tenía a mis hijos contratados, pedí un informe y era absolutamente mentira, mis hijos estaban en ese momento estudiando, nada que ver.

–¿Y cómo considera que va a receptar este juicio la sociedad, que lo cubrió bastante a Urribarri? Porque acá van a quedar a luz cosas que se desconocen mucho.

–Seguramente y hay que ver qué dicen los testigos. Es probable que en este tipo de juicios salgan a la luz cuestiones que a lo mejor no sabemos la mayoría de la sociedad. (Análisis Digital)

Enlace permanente a este artículo: https://www.siglo21digital.com.ar/2021/09/30/vitor-ojala-no-haya-ningun-tipo-de-privilegio-es-un-juicio-historico/