Columna de opinión: Hidrovía: El debate que no se puede ni debe postergarse

Por
Alberto Rotman
Diputado provincial (MC)
UCR
Como era previsible y lo veníamos advirtiendo desde hace meses, el gobierno kirchnerista, con la avidez sin límites que lo caracteriza, se apropió de otra caja millonaria en dólares, como es el manejo administrativo y funcional de la Hidro Vía Paraguay-Paraná.
Hace un año y medio que el gobierno Nacional sabía que el convenio con los concesionarios actuales expiraba en abril de 2021, a pesar de ello, pasivamente y en silencio, escondido tras la pandemia y la cuarentena eterna dejo vencer la prórroga, para así otorgarlo por decreto a la Administración General de Puertos.
Así fue que el 1º de Julio de 2021 el presidente Fernández firma el decreto Nº 427/2021, que otorgó a la Administración General de Puertos (AGP) la concesión para el mantenimiento del sistema de señalización y tareas de dragado y redragado, y el correspondiente control hidrológico, de la Vía Navegable Troncal comprendida entre el kilómetro 1238 del Río Paraná hasta la Zona de Aguas Profundas Naturales en el Río de La Plata exterior (la Hidro vía)». La duración de esta concesión será por 12 meses, prorrogable hasta que se haga cargo quien resulte adjudicatario en la futura licitación pública que se convocará.
En línea con ello, se modificó el estatuto de la AGP y se incorporó en su objeto social la posibilidad de asumir la concesión de obras y/o la administración, prestación de todo tipo de servicios de mantenimiento y operación de las vías navegables
De esta forma se definió (según dicen en forma provisoria) el manejo de la Hidro Vía Paraguay- Paraná, una autopista fluvial de más de 3.400 km de largo (una de las más largas del mundo), con relación directa o indirecta con 5 países de sud América (Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay y Uruguay), relacionándose en forma directa por las provincias de Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Chaco, Santa Fe y Buenos Aires.
Por sus aguas transitan cerca de 5.000 embarcaciones que, entre otras cosas, transportan por año 80 millones de toneladas de granos, harinas y aceites vegetales, que representa el 80 % de la agro industria y además el 100% de automotores que se exporta. Esto representa un ingreso de 70 mil millones de dólares anuales. Podemos afirmar que el polo agro industrial funciona debido a la Hidro Vía y que, de esa totalidad de barcos, 2.632 de ellos arribaron al polo exportador de Rosario, de donde parten el 75% de nuestras exportaciones. Millones de puestos de trabajo de toda la cadena del sector dependen de su funcionamiento.
Como nos tiene acostumbrados, el Gobierno Provincial no ha emitido opinión alguna en un tema que lo involucra directamente, como tratando de ignorar la vital importancia de esta Hidro vía y su relación con la principal fuente de ingreso de nuestra Provincia. Espero que deje de hacer la plancha, como hace habitualmente y participe activamente defendiendo los intereses genuinos de nuestros productores.
Quiero recordar la importancia de este tema para el presente y el futuro de nuestro país, especialmente en Nuestra Provincia donde el Río Paraná se mimetiza con nuestro territorio marcando nuestro límite occidental y es además poseedora de puertos, mucho de ellos en estado de abandono por la falta de una política correcta en el tema.
La Hidro Vía Paraguay-Paraná fue concesionada para su mantención, dragado y balizamiento en 1995, durante el gobierno del Dr. Menem a un consorcio formado por una empresa belga (Jan de Nuk) y una empresa argentina, Emepa, presidida por Gabriel Romero, denominada Hidrovía S. A. (este empresario está procesado por figurar en el «cuaderno de las coimas» donde declaró como arrepentido, reconociendo haber pagado 600.000 dólares de coima para que se renueve por decreto el contrato de concesión). Este contrato de concesión comprendía «cobro de peaje, la modernización, ampliación, operación y mantenimiento del sistema de señalamiento y las tareas de dragado y mantenimiento de la vía navegable».
Este fue prorrogado, por decreto y sin licitación en el gobierno de Néstor Kirchner y de igual forma en 2010 por C.F.K. hasta abril de 2021. Ya vencido el actual contrato se prorroga por 90 días más. Esta nueva prórroga, era la antesala de lo que iba a ocurrir, su ESTATIZACIÓN.
Actualmente el peaje que cobra la empresa concesionaria es de 3,06 dólares por tonelada embarcada (uno de los más caros del mundo). Esto los pagan las empresas exportadoras y descontado del valor FOB de los granos. Del peaje cobrado, un 0,5% se destina a un Órgano de Control Estatal cuya función es controlar el funcionamiento y cumplimiento de la empresa Hidro vía S.A. (esta comisión nunca se formó y el dinero recaudado, solo Dios sabe cuál fue su destino).
Hoy los 80 millones de toneladas anuales que se transporta por esta Hidro vía, reditúa a la empresa más de 240 millones de dólares anuales. Siendo la proyección para el año 2030 el crecimiento de las toneladas que se transportarán en un triple del actual, lo que redundará que el ingreso recaudado, también se triplicará.
En el mundo solo hay 5 empresas en condiciones de realizar este complejo trabajo, donde no se puede dejar pasar ni una semana sin trabajos de mantenimiento. En esta vía navegable se remueve por año, 30 millones de metros cúbicos de barro, arena y piedras. Para dimensionar esto podemos afirmar que, según opinión especializada, con este material que se remueve por año se podría llenar 20 veces la cancha de River Plate al tope de las tribunas más altas.
Nuestro país carece hoy de flota fluvial, que fue liquidada durante el Menemismo, el mismo camino siguió la flota de dragas que también fue diezmada en esa época, y abandonada definitivamente durante el gobierno de Cristina Kirchner.
Otro problema en sí mismo representa la discusión y solución de la apertura del canal Magdalena o/y adecuar el canal Punta de Indio, actualmente el ingreso y egreso a la Hidro vía se realiza por este último.
Hoy, ¿el Estado Argentino está en condiciones de hacerse cargo de esta compleja tarea como es mantener en condiciones esta vital vía navegable, cuando estamos transitado una crisis económica severa, con una inflación desenfrenada, donde la pobreza está llegando al 50% y sin horizonte a la vista, con un Gobierno desprestigiado que no encuentra su rumbo, acompañada de una corrupción sin dilucidar judicialmente y una pésima experiencia del Estado empresario?
Recuperar la soberanía de las aguas como declama el Kirchnerismo, no se logra cargándose al hombro en forma irresponsable esta ciclópea tarea con el solo fin de adueñarse de otra caja millonaria en dólares. La soberanía de las aguas se logra manteniendo esta Hidro vía en condiciones
optimas por donde puedan entrar y salir buques de mayor calado llevando al mundo lo que producimos. La resultante que en poco más de 20 años Argentina haya pasado de producir 30 millones de toneladas de granos a más de 130 millones fue, en gran medida, por la existencia de esta vía que, a pesar de sus falencias, asegura la salida al mundo de lo que producimos.
El Estado, si debe controlar férreamente, pero sin la burocracia infame (como la que tenemos), lo que ingresa a nuestro país y lo que egresa del mismo, impidiendo actos de corrupción, por maniobras de subfacturación y triangulación, -según relatan- por parte de empresas cerealeras y petroleras. A esto hay que sumarle un férreo control para evitar la entrada y salida de drogas, como viene ocurriendo en la actualidad.
Por último, el Estado tampoco puede obviar una amplia evaluación ambiental con una mirada interdisciplinaria que considere en su totalidad, los costos y beneficios no solamente económicos, sino también ambientales y sociales. “El inminente cambio de administración de la Hidro Vía plantea una oportunidad para considerar al rio como una vía navegable que debe convivir en equilibrio con este complejo sistema de humedales en el que está inmersa”.
De esta forma, si se puede aspirar a tener una verdadera soberanía sobre las aguas.

Pasadas las PASO y camino al 14 de noviembre, este tema, por su vital importancia, debe ser parte del debate político en estas elecciones de término medio y no paralizarnos solamente, en temas coyunturales y críticas al adversario. No podemos ignorar que la resolución definitiva de esta mega obra, debe pasar tarde o temprano, por las Cámaras Legislativas.

Enlace permanente a este artículo: https://www.siglo21digital.com.ar/2021/09/30/columna-de-opinion-hidrovia-el-debate-que-no-se-puede-ni-debe-postergarse/