Benedetti: “Intenté convencerlo a Galimberti, de la importancia de hacer acuerdos»

 

El diputado nacional Atilio Benedetti destacó la candidatura del exministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio, por el conocimiento y la consideración que tiene los ciudadanos. En una entrevista con Cuestión de Fondo (Canal 9 Litoral), aseguró que buscó la unidad con Pedro Galimberti. Cuestionó a Bordet porque “el gobierno provincial está en modo siesta”.

–En el informe que presentamos la semana pasada, usted aparece como el diputado nacional con menos proyectos en lo que va de su nueva gestión como legislador nacional ¿Cuánto le preocupa y por qué considera que ha sido tan baja la performance?

–No me preocupa en absoluto, sí me preocupa no haber avanzado en algunos proyectos en los cuales he sido cofirmante, los cuales considero esenciales, fundamentalmente he trabajado mucho con todo lo que tiene que ver con impulsar las actividades productivas. Ese famoso proyecto que da vuelta sobre el Consejo Agroindustrial Argentino, hoy mismo tuve una reunión sobre ese proyecto, que duerme el sueño de los justos, sobre una modificación de guarra que esto sí es de mi autoría, sobre la penalización de los delitos rurales que sí es de mi autoría. Ahora, para mí es muy importante la tarea que se hace en el Congreso con Leyes propias o no propias, pero hay algunos que te hacen competencia para ver cuántos proyectos presentan, no me parece realmente importante eso, sí me parece importante involucrarnos en los distintos proyectos que llegan a tratamiento, que son del Ejecutivo, que son del propio bloque, por ejemplo el etiquetado frontal, a mí no me parece volver a impulsar un proyecto en algo que es muy importante, que hemos trabajado mucho y que estamos tratando de que sea Ley. No sabía que habían establecido ese ranking. Yo tengo mucha tranquilidad por la tarea que llevo adelante y la hago con mucha responsabilidad y sí tengo el sabor amargo de no haber avanzado en leyes que creo que son necesarias para impulsar fundamentalmente las actividades productivas, y sí me duele haber estado discutiendo y en todo caso que nos hayan ganado en 18 proyectos de Ley que eran aumentos de impuestos, nada más. Esto ha sido la maratón del aumento de impuestos en esta gestión del presidente Fernández.

–¿Le pasan factura por el gobierno anterior donde usted fue funcionario de la gestión de Macri?

–Por supuesto que hay un sabor amargo por el fracaso económico, hay que decirlo, que nos ha dolido mucho y a mí en particular porque realmente creo que hemos perdido una gran oportunidad. Tuvo otros aciertos el gobierno de Macri, fundamentalmente en lo que es institucionalidad, en volver a insertar a Argentina en el mundo, en volver a conseguir mercados. Yo estoy convencido en que la salida de este país no son planes sociales. Es generar trabajo, avanzar en lo que podemos hacer que es aprovechar las múltiples actividades productivas, estas fueron las buenas cosas del gobierno anterior que no se pudieron sostener porque hubo un traspié económico, o en todo caso porque se le pidió a la sociedad un esfuerzo mayor al que podía hacerlo. Esto es un dato de la realidad, sobre todo con lo que fue el sinceramiento de las tarifas.

–¿En qué considera usted que se equivocaron? ¿qué considera que no se tuvo que hacer?

–Yo creo que fue un gobierno que se cerró en sí mismo, que no escuchó a sus propios aliados. Porque nosotros tuvimos una coalición legislativa que funcionó bien pero no hubo una coalición de gobierno. Lo advertía cuando estábamos en el gobierno. Se cerró Macri en su propio espacio político, pequeño, y si hubiera escuchado más al radicalismo seguramente hubiéramos estado mejor, porque después cuando se lo escuchó, después del garrotazo que fueron las PASO, incluso levantamos la performance electoral porque atendimos a la gente, a una necesidad política.

–Usted fue uno de los empresarios que tuvo que pagar el impuesto a la riqueza.

–Tuve que pagar el impuesto a la riqueza, sí, por supuesto, lo pagué en seis cuotas, yo estaba y estoy en total desacuerdo con este impuesto.

–Es bastante difícil saber cuántos entrerrianos pagaron el impuesto a la riqueza ¿sabe cuántos hay en Entre Ríos?

–No disponemos de esa información, tenemos alguna vaga idea del monto, había estimado el Gobierno percibir 300.000 millones, y creo en algún momento que iban 225.000, pero me parece que eso ahuyenta inversiones, que es una carga pesada más, porque lo que nunca logré hacer entender es que no es sobre el capital ahorrado en un banco o lo que uno tiene en una caja fuerte, es sobre los activos de trabajo, de una empresa que tiene que pagar ese impuesto a la riqueza, que ahora anda dando vueltas a ver si no lo reeditan.

–Usted como empresario con experiencia ¿cuánta gente más o menos calcula que pagó ese impuesto en Entre Ríos?

–Francamente, no sé, 50 empresarios, no lo sé, porque la mayoría que conozco son todos empresarios Pymes, que por su capital de trabajo tuvieron que pagar. Esta es la realidad, que no es lo mismo de quien tiene guardado en una caja tres millones de dólares. Yo lo que cuestioné es que este impuesto afectaba a los capitales de trabajo. Porque además afecta el flujo de los que estamos luchando con los problemas de la pandemia, pero además desalienta a aquellos que van a invertir. Porque no va a invertir en una fábrica porque hoy me ponen el 3%, mañana será el 8, etcétera. Entonces qué yo porque hay que seguir produciendo, pagando sueldos, es un desatino total, lo sigo pensando. De cualquier manera, lo pagué porque soy un ciudadano que como todos tenemos que atenernos a las reglas de juego. Por eso también era una tomada de pelo cuando el presidente con este desparpajo dice yo soy un hombre común, para transgredir lo que él mismo había firmado del aislamiento social y obligatorio, no se entiende qué clase de ciudadano es que estamos en una responsabilidad política y después no va a cumplir con lo que hay que cumplir.

–¿Se alejó de la condición empresaria?

–Sí, por suerte tengo a mis hijos que están ahí todo el día con toda la responsabilidad.

–Entonces son sus hijos los que le están financiando la campaña.

–Me están financiando la campaña y rezongando.

–¿Cuánto sale hoy una campaña PASO y en las generales?

–La verdad es que la Ley ha previsto tener los espacios publicitarios, es más, no se puede contratar un espacio publicitario, así que hay un costo importante en lo que es de qué forma uno hace publicidad vial, que son los pasacalles. Es una campaña bastante austera y de mucho ingenio y mucho trabajo en las redes, que ha venido a democratizar la participación política. Con ingenio en las redes y unos pasacalles pintados desde la militancia uno puede, fundamentalmente, llevar adelante una campaña legislativa como esta.

–Usted tuvo buena relación con Galimberti en este tiempo.

–Una excelente relación, además soy un admirador de su gestión municipal, me parece una gestión ejemplar la suya, la de Schneider, la de muchos intendentes.

–¿Y ha hablado con él para convencerlo de ir en una lista única?

–Absolutamente. Yo con absoluta franqueza planteé que para preservar el capital político del radicalismo en esta oportunidad era hacer acuerdos. Ellos tuvieron la oportunidad de integrar el segundo lugar en la lista. Bueno, porque creo que hay un bien interior que es interpretar a esos entrerrianos que no están de acuerdo con el rumbo de este gobierno, con lo que está haciendo con las actividades privadas, productivas, están haciendo un daño enorme con este cepo a la exportación de carnes que es pan para hoy y hambre para mañana. No vamos a tener carne más barata, vamos a tener menos carne y más cara, y menos puestos de trabajo, y menos industria frigorífica y más soja. Esto va a pasar. Pero en ese objetivo creo que estamos todos de acuerdo. En la estrategia para representar a los entrerrianos tenemos una visión distinta, yo estoy convencido de lo que estoy haciendo, de lo que yo he impulsado, incluso un sector importante de la UCR, la mejor propuesta que podemos llevar es la que estamos sosteniendo que encabeza Rogelio Frigerio. Porque es precisamente en una situación como la actual, un referente de la oposición con mayor conocimiento y con muy buena aceptación en la provincia de Entre Ríos. Y dentro del radicalismo nosotros estamos ocupando el segundo y tercer lugar. De todas maneras, lo que está en juego hoy son tres legisladores de la oposición, dos de los cuales son radicales.

–Hace varios ustedes como grupo empresario decidieron ampliarse en Uruguay ¿Ese desarrollo empresario siguió?

–Ese desarrollo que fue muy exitoso lo clausuré en 2014. Y decidí de desarmar la actividad, era una empresita que tenía allí varios empleados y maquinarias, etcétera.

–¿Se arrepiente?

–Yo no me arrepiento de las cosas que he hecho, pero obviamente cuando uno dice lo que produce acá vale tantos pesos y en Uruguay uno cobra en dólares, hay una diferencia abismal. El ejemplo famoso de la producción de soja, de la cual yo me he retirado, en Uruguay usted vende una tonelada de soja y le dan 500 dólares, en este momento. Acá en Argentina, si uno quiere comprar los billetes verdes vende una tonelada de soja y no alcanza a cobrar 200 dólares, una diferencia abismal, es un país mucho más previsible. Pero más allá de esto que es una anécdota personal, no importa, para mí fue una muy buena experiencia. Lo que sí importa es la cantidad de argentinos que están mirando para ir a trabajar allá, que están consultando. A mí me consulta todo el mundo.

–¿Y por qué cerró en Uruguay en 2014?

–Lideraba el trabajo allá alguien a quien yo quiero mucho, un ahijado, hijo de un amigo, y me dijo “yo quiero dejar de gerenciar esto”, y a mí me parecía que lo estaba haciendo de una manera excelente, entonces le dije “mirá, yo no voy a ir a gerenciar a Uruguay”, mis hijos no querían ir. Entonces le dije “si vos no querés seguir más avísame que cerramos”. Esta fue la razón, nada más. Y después fue una buena decisión porque salimos en un muy buen momento.

–¿Qué le pasa a usted cuando en el oficialismo cuestionan con dureza a Frigerio por su historia de vida en Capital Federal y no en Entre Ríos?

–Yo francamente creo que el oficialismo está muy preocupado por el candidato que encabeza nuestra propuesta, lo está atacando el presidente todos los días. Cuando yo hablaba con mis amigos los intendentes, les explicaba que nosotros estábamos ante una realidad que los dos ministros de Macri que mejor consideración pública tuvieron en todo el país fueron la ministra de Seguridad que fue Patricia Bullrich y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Y que Frigerio había decidido venir a jugar políticamente en Entre Ríos, con lo cual era un hombre a considerar nosotros como radicales por la consideración que tienen los ciudadanos, porque ha estado muy presente. Y fue uno de los ministros más presentes que tuvo el gobierno de Macri en Entre Ríos y que colaboró con municipios, como corresponde, del propio color y del mismo oficialismo. Le cuestionaba Alberto Fernández esa cuestión de las viviendas, que no se avanzaron, de hecho, era Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda. Yo no llevaba la cuenta, pero obras que están terminando ahora se iniciaron durante su gestión, o sea, parece realmente un flanco flaco para atacarlo.

–¿Qué es lo que más le preocupa de la realidad de la provincia o del Estado provincial?

–Del Estado provincial, yo digo que hace rato somos una provincia que estamos en modo siesta, el gobierno está en modo siesta, porque es una provincia que está en iguales condiciones que tiene Santa Fe, que tiene Córdoba e incluso Mendoza, que es una maravilla fundamentalmente en el orden de la administración pública. Y nosotros nos hemos ido quedando relegados, tenemos enorme potencialidad y las hemos ido desaprovechando. Entonces me preocupa que estemos perdiendo esa carrera de desarrollo relativo. Además, es una provincia que hicimos historia con la educación pública y hoy también hemos perdido esa posibilidad de liderar… nosotros marcábamos rumbo en la política, en el país y en economía y hemos quedado relegados. De cara al 2023 yo voy a hacer un enorme esfuerzo para que podamos consolidar una alternativa política que sea capaz de entusiasmar a los entrerrianos y ser un recambio necesario para la vida de los entrerrianos.

–Usted tenía una muy buena relación con Sergio Varisco ¿le sorprendió que su hija aparezca como candidata por fuera de la estructura de la UCR?

–La verdad que me sorprende, cada uno es dueño de su destino. Yo defendí mucho la posibilidad de que Sergio Varisco permaneciera en este espacio de Juntos por el Cambio, incluso en la última elección más allá del resultado. Pero las decisiones personales las evaluará ella con el tiempo, si ha tomado un buen camino o no, a mí me sorprendió.

Enlace permanente a este artículo: https://www.siglo21digital.com.ar/2021/08/19/benedetti-intente-convencerlo-a-galimberti-de-la-importancia-de-hacer-acuerdos/