Preocupa la cepa Delta: “La vacuna debe acompañarse de la conducta social”, alertó Bantar

El director del hospital “San Martín” de Paraná, Carlos Bantar, describió la situación del nosocomio en el marco de la pandemia de coronavirus.

En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza), Bantar sostuvo que en el nosocomio “hay una situación muy particular –como nos tiene acostumbrados esta pandemia a cambiar de presentación- porque al tener pacientes más jóvenes internados en terapia intensiva en estado crítico, la persistencia de esos pacientes en la terapia es más prolongada, es decir que uno está más tiempo peleando para salvar la vida de esos pacientes. Por lo tanto hay una disociación entre la tasa de ingreso a terapia intensiva –que sí cayó notoriamente- y la ocupación, que está determinada por la mayor persistencia de estos pacientes, ya que hay un recambio menor por tener más tiempo internados a los pacientes graves”.

Agregó asimismo que “lo otro que ocurre –que habitualmente no se debate en los medios pero que es muy significativo porque cambia la fisonomía del hospital- es la internación en los pisos”. “Tenemos una forma de presentación de la enfermedad en muchos pacientes jóvenes que requieren el soporte de oxígeno aunque no estén críticos, pero están con una enfermedad moderada a severa que hace que estén mucho tiempo en piso con requerimiento de oxígeno. Por ejemplo hay pacientes de 40 años que están entre 7 y 10 días con soporte de oxígeno en piso, eso lleva a tener mayor limitación de camas, a no poder realizar prestación para otras patologías, como cirugías programadas, por no tener dónde internar a los pacientes”.

“Son todas circunstancias de la nueva etapa que se está viviendo: hay pacientes más jóvenes, persisten más tiempo y una presentación de la enfermedad que hace que muchos vacunados con una sola dosis –la mayoría- tienen requerimiento de oxigeno o síndromes febriles muy prolongados que ocupan la internación del piso”, resumió.

En relación con la incidencia de las patologías no Covid, Bantar especificó que “en el hospital San Martín estamos muy jaqueados por accidentes de tránsito y por accidentes domésticos, hay internados por intoxicación con monóxido de carbono, por ejemplo. Luego están las patologías de accidentes cerebrovasculares y las afecciones cardíacas que siempre ocupan su lugar en este tiempo de invierno”.

Por otra parte, respecto de los testeos comentó que “había bajado la afluencia de personas para testeos en la anterior semana pero manteniendo el porcentaje de positividad, que venía en un 70 a 75% hace dos semanas, bajó al 60% y la semana pasada estuvo en el 45%”.

En este sentido, recordó que “en el veranito donde había menos casos, en el comienzo de la flexibilización, el porcentaje de positividad era del 13%, y esta semana empezamos a notar una mayor afluencia nuevamente. Habrá que ver cuál será el impacto de las vacaciones de invierno, cómo se movió la gente y cuánta actividad social hubo, para ver si esta disminución de casos continúa”.

Asimismo, destacó una situación “que también es nueva en esta pandemia, que se empieza a tener una población vacunada con una dosis y puede que los síntomas del coronavirus no sean los que estábamos acostumbrados a ver. Estos síntomas se manifiestan ahora con una rinitis, un resfrío que causa congestión y un poco de moco, lo que ahora puede llegar a ser la única presentación del coronavirus en pacientes vacunados. No tienen síntomas graves, no habrá fiebre pero contagian, es decir que no hay que minimizar ningún síntoma y consultar de todos modos al médico”.

Ante ello, alertó y expresó “preocupación, frente a la inminencia de la variante Delta, con su gran poder de transmisibilidad”.

Por último, se refirió a las declaraciones del presidente Alberto Fernández y de la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, que expresaron su optimismo por la cercanía del fin de la pandemia y aseveró: “Me permito discrepar en ser extremadamente optimistas o eufóricos con eso; creo que la vacunación debe acompañarse de una conducta social estricta”.

Como ejemplo, mencionó que “en La Florida hay un problema hasta político por el abandono de las precauciones y una escalada del virus en el sur de Estados Unidos. Y en eso, particularmente en la ciudad de Paraná no soy muy optimista; no me parece que Paraná sea un ejemplo de cumplimiento de las medidas de protección”.

“En esto no se trata de cuidado, es más profundo que eso; es cambiar la pauta social de convivencia y el estilo de vida desde que uno llevó desde que nació; no hay que naturalizar situaciones. La forma de no contagiarse en una reunión social es que sea en un ambiente grande, con doble ventilación, con cuatro comensales sentados a dos metros de distancia, y sacarse los barbijos únicamente para comer, es la única forma de no contagiarse”, concluyó.

Enlace permanente a este artículo: https://www.siglo21digital.com.ar/2021/08/04/preocupa-la-cepa-delta-la-vacuna-debe-acompanarse-de-la-conducta-social-alerto-bantar/