Columna de Opinión: Un superávit mentiroso y una provincia inviable…

Por
José Antonio Artusi
Ex diputado provincial
Cambiemos

Los datos publicados en la página oficial de la provincia de Entre Ríos referidos a la ejecución presupuestaria del 2020 nos permiten hacer algunos análisis y consideraciones que confirman, lamentablemente, algo que decíamos en octubre del año pasado, y antes también: Entre Ríos es una provincia que recauda mal y gasta cada vez peor.

Uno de los datos novedosos que surge del mencionado informe es el insólito superávit que exhiben las cuentas públicas del fisco entrerriano el año pasado: un resultado financiero positivo de alrededor de 2000 millones de pesos, tras una década de déficits constantes.

Decimos que este superávit es mentiroso porque se explica básicamente por dos factores: uno más novedoso, el default de la deuda pública, y uno que es un mal crónico, la constante subejecución de la inversión en obra pública y bienes de capital.

Ambos tendrán consecuencias gravosas y repercutirán negativamente, afectando las posibilidades de emprender un camino de crecimiento y desarrollo sostenible.

El default es una decisión absurda pudiendo la Provincia haber cumplido razonablemente compromisos de deuda que el propio gobernador Bordet contrajo. Es una medida desacertada, típicamente populista, que significa pan para hoy y hambre para mañana. Quizás, tomada al calor de espurias especulaciones electorales, dota a la administración en el corto plazo de más recursos, pero afecta negativamente a futuro la posibilidad de acceder a crédito barato para financiar las obras de infraestructura que permitan revertir la desinversión de décadas.

El otro factor es menos novedoso, pero marca una tendencia preocupante; la cada vez menor incidencia de la inversión real directa en el total del gasto público provincial.
El gasto en “Construcciones” representó el año pasado solamente el 2,61% del gasto total. Se ejecutó el 26,48% de lo presupuestado. La participación del rubro Construcciones en el gasto total es la menor desde el 2015, cuando superó el 5%. En 2020 es prácticamente la mitad. La provincia invierte cada vez menos en obra pública, lo dicen datos oficiales.

En el rubro “Maquinaria y equipos” el panorama es aún peor. En 2020 se ejecutó sólo el 17,18% de lo presupuestado y esto representó sólo el 0,14% del gasto total, el menor porcentaje desde 2015, casi 3 veces menos que ese año. La provincia invierte cada vez menos en maquinaria y equipos.

Por el lado de la recaudación el panorama no es menos deprimente. El impuesto a los ingresos brutos, el más regresivo y distorsivo, representa el 63,77% de la recaudación de impuestos provinciales. Una provincia que recauda mal y gasta cada vez peor; así es una provincia inviable.

Urge diseñar e implementar reformas profundas, de raíz. Una reforma tributaria y una reforma del Estado.

El peronismo no lo va a hacer. Hace 17 años que gobiernan, y lo hacen cada vez peor.
Es un desafío de los partidos de la oposición.
Manos a la obra…

Enlace permanente a este artículo: https://www.siglo21digital.com.ar/2021/02/03/columna-de-opinion-un-superavit-mentiroso-y-una-provincia-inviable/