El campo entrerriano analiza medidas de acción tras el cierre de las exportaciones de maíz

 

La dirigencia agropecuaria debate “varias alternativas, sin descartar ninguna”. Antes del miércoles, expresaron fuentes del sector, habrá una definición. La Mesa de Enlace, en tanto, avisó que la medida oficial “de nada servirá para bajar los precios” de las carnes.

Danilo Lima

El ánimo de los productores agropecuarios entrerrianos se caldea cada vez más luego de que la administración del presidente Alberto Fernández decidiera el cierre de las exportaciones de maíz, con el objetivo de evitar que las cotizaciones del grano se disparen, y, de esa forma, “pisar” el valor de un insumo clave en la producción de carnes aviar, porcina y vacuna.

El Gobierno mira los precios en las góndolas, teme que continúen en alza y apela a esta herramienta –el kirchnerismo siempre hizo lo mismo– para intentar controlar los valores de productos sensibles para la población como son los de la carne.

Los productores, por su lado, temen que la intervención estatal se extienda al trigo, la carne y otros productos, y, por esa razón, están muy preocupados y machacan constantemente que cerrar las exportaciones, de ninguna manera, ayudará a controlar los precios internos. Avisan, además, que la retención del poco maíz que queda de la cosecha anterior se profundizará.

Análisis.

Los dirigentes ruralistas, federados y cooperativistas entrerrianos, por estas horas, analizan los pasos a seguir ante este escenario y debaten qué hacer. “Se están analizando varias alternativas, sin descartar ninguna”, le dijo a DOS FLORINES una fuente del ruralismo, y anticipó que “antes del miércoles lo tendremos definido”.

Lo que hasta este domingo, al menos, no estaba claro todavía es si los presidentes de la Mesa de Enlace entrerriana convocarán a alguna asamblea para debatir el tema con las bases o, directamente, tomarán una decisión por motu proprio, dado que, en realidad, no hace falta ninguna reunión para conocer la bronca de los chacareros.

Según supo este portal, la idea que más consenso tiene es lanzar un cese de comercialización de granos y carnes, una medida a la que el campo ha apelado en situaciones similares.

En las provincias de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires, en tanto, ya hay fecha de asambleas y en el curso de la semana se irán sumando otras.

Documento.

Mientras tanto, la Mesa de Enlace entrerriana se sumó a las voces críticas que cuestionan con dureza la medida oficial y en un documento titulado “El Gobierno no perdió el rumbo, nunca lo tuvo” rechazó enfáticamente el cierre de las exportaciones porque conllevará “enormes consecuencias negativas y son un capítulo más del permanente cambio de reglas, la imprevisión y los zigzagueos en la política agropecuaria”.

“Medidas de este tenor conllevan un abanico de mensajes perniciosos para la política, la producción y la confianza: el cierre de exportaciones siempre fue una receta con fracasos rotundos; perjudica a miles de productores y beneficia sólo a unas pocas empresas, profundizando la transferencia de recursos del sector primario a otros sectores; dinamita la palabra y la posibilidad de consensos en la búsqueda de políticas integradoras y estratégicas; destruye la credibilidad de Argentina como proveedor confiable de granos; entre tantos otros efectos dañosos”, se lee en el documento.

En el texto, asimismo, la Mesa de Enlace entrerriana advierte al Gobierno y a la sociedad que “estos golpes de timón sólo provocan resultados que atentan contra la posibilidad de una Argentina que crezca, se inserte en el mundo, disminuya los índices de desocupación y mejore la calidad de vida de sus habitantes. Es imposible creer que detonando las bases de la producción el país puede entrar en un círculo virtuoso. Demoler los cimientos del sector agropecuario nunca puede desembocar en beneficios para los millones y millones de argentinos que sufren hambre y postergaciones”.

Le dedica, además, un párrafo, a los ciudadanos: “Esta prohibición de exportaciones de maíz de nada servirá para que bajen los precios de las carnes aviar, vacuna y porcina. Medidas de este tipo ya se han tomado y nunca se tradujeron en las góndolas. Simplemente se transfieren recursos a grupos que ahora pasarán a ganar más, pero a costa de los productores, de la producción futura y de las arcas nacionales que recibirán menos dólares por derechos de exportaciones con un final cantado para recuperar esos ingresos: mayor presión impositiva, ajuste y pérdida de los salarios y las jubilaciones ante la inflación”.

Enlace permanente a este artículo: https://www.siglo21digital.com.ar/2021/01/04/el-campo-entrerriano-analiza-medidas-de-accion-tras-el-cierre-de-las-exportaciones-de-maiz/