Productores piden reunirse con Ballay:“La presión fiscal sigue siendo muy alta”, dijo Guía

 

 

El vicepresidente de Federación Agraria Argentina (FAA), Elvio Guía, detalló cuales son las principales preocupaciones del sector que quieren analizar con el ministro de Economía de la provincia.

Guía confirmó que la entidad de productores solicitó una reunión al ministro de Economía de la provincia, Hugo Ballay, “para ver todo el tema fiscal, consenso fiscal, ingresos brutos, y todo lo que es la parte impositiva, no sólo del sector agropecuario sino de la producción en su conjunto”, dijo en declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza), que reproduce Análisis Digital.

Explicó que “la preocupación es porque, por ejemplo, el precio de la soja es una foto pero no la película porque la mayoría de los productores no tiene soja, no puede sembrar, hay una seca muy importante, los insumos siguen aumentando, y por eso queremos salir temprano y bien con este tema, y no tarde y mal porque en el paso ya tenemos algunas malas experiencias con esto”.

“Queremos hablar todas estas cosas para ir adelantándonos un poco porque la presión fiscal sigue siendo muy alta para toda las pymes. Veremos si tenemos respuesta para acomodar un poco y ver si nos podemos poner de acuerdo hacia adelante”, indicó.

Asimismo, aclaró que “el gobierno todavía no ha modificado nada de la cuestión impositiva pero este año termina el consenso fiscal, o se puede cambiar, donde ingresos brutos comenzaba a tributar cero y si cambia eso a nivel nacional traería dificultades porque comenzarían a tributar de vuelta muchas actividades”. “El año pasado no se modificó esto y se siguió tributando ingresos brutos a partir de 19 millones, aunque se había firmado que iría a la baja y no sucedió; el año pasado llego a 0,75 y ahora tendría que estar en cero. Por eso queremos hablar estas cosas para saber si van a seguir con la receta vieja de volver a cero o cambiarán eso y se volverá a tributar ingresos brutos en la mayoría de las actividades”, puntualizó.

Consultado por los sectores más afectados en el último tiempo mencionó que “la lechería está pasando un momento muy difícil por las condiciones climáticas y por el aumento de los comodities”. “Es una producción que se cobra en pesos y los animales comen en dólares. Al aumentar la soja, el maíz, los insumos, las pasturas pero la leche sigue con el mismo precio del año pasado que es alrededor de los 19 pesos, está en una situación complicada”, sentenció.

A eso agregó que “todas las actividades en general están afectadas por una cuestión climática. En el trigo hay rindes dispares en la provincia de acuerdo a la zona, a lo que llovió o la época en que se sembró; el maíz está pasando un momento complicado y la soja no se está pudiendo sembrar”.

También sostuvo que “en la ganadería en su conjunto afecta la cuestión climática y el aumento de los insumos o materiales que no se consiguen como el alambre, las chapas, las gomas, porque se cortaron las licencias automáticas de exportación y está todo trabado”. Como ejemplo, mencionó que “una goma común para un camión no se consigue en ningún lado, y puede costar entre 50.000 y 60.000 pesos, según el tamaño, la cantidad de bandas, si es radial y demás; un rollo de alambre para fardo antes costaba 5.000 pesos y hoy no se consigue o donde hay sale 12 o 13.000 pesos”.

“Hay una inflación en dólares producto de este desdoblamiento fantástico cambiario que tenemos de 80 a más de 100 con el dólar blue, y como a los productos hay que facturarlos en pesos y así todos los previos van aumentando y se genera una inflación en dólares que todos los trabajadores terminamos sintiendo en el bolsillo. Porque en algún lado y en algún momento cae al bolsillo del productor, del trabajador, de las pymes porque eso se traslada siempre al primer eslabón de la cadena”, analizó.

Específicamente sobre la situación de la lechería, afirmó que “el sector vive en crisis porque no hemos podido conseguir con ningún gobierno que tenga un mercado institucionalizado; es el único producto que se entrega y no se vende, es decir que se entrega y la paga es al mes siguiente de acuerdo a lo que la usina cree que es conveniente”. “Hace un año atrás hubo un veranito pero no se ha podido solucionar porque no hay una decisión política. El tema de la lechería viene hace muchos años. En algún momento tuvo precios internacionales muy buenos y se quiso hacer un fondo anti-cíclico que después se usó para otra cosa en el gobierno de Cristina Kirchner y aunque se ha planteado a todos los gobiernos no hay un mercado institucionalizado con lo cual el problema de la lechería es estructural y no se puede solucionar”, describió.

Finalmente, advirtió que “hay mucha gente que ha dejado los tambos en la zona núcleo –especialmente Santa Fe y Córdoba- y hay además una gran concentración, es decir que se sigue produciendo lo mismo pero con menos cantidad de gente y esto preocupa sobre todo en los pueblos del interior”.

Enlace permanente a este artículo: https://www.siglo21digital.com.ar/2020/11/20/productores-piden-reunirse-con-ballayla-presion-fiscal-sigue-siendo-muy-alta-dijo-guia/