El Compostaje como Política Ambiental

La Municipalidad de Ramírez puso en marcha el Programa de Compostaje Domiciliario “De Vuelta a la Tierra” con el objetivo de minimizar y poner en valor la fracción orgánica de los residuos que produce la comunidad.

A través de la educación y la sensibilización ambiental, pilar fundamental que asegura la participación comunitaria para la separación y valorización de los residuos, el Municipio de General Ramírez viene trabajando fuertemente en la Gestión Integral de sus Residuos Sólidos Urbanos con el acompañamiento de la Fundación Eco Urbano.

Teniendo en cuenta que el 50-60% de los  residuos producidos en los domicilios corresponden a  residuos orgánicos, es decir material que alguna vez estuvo vivo, y por lo mismo es de fácil y rápida descomposición, el municipio decidió poner en marcha el Programa de Compostaje Domiciliario “De Vuelta a la Tierra”.

El compostaje casero es una excelente manera de tratamiento de los residuos orgánicos ya que no solo ayuda a la reducción de la basura que producimos, sino que nos devuelve abono gratis para las plantas y jardines. Permite reincorporar nutrientes a la tierra sin esfuerzo alguno.

“Apuntamos a fortalecer la política ambiental, poniendo en marcha programas que aumenten el compromiso de la comunidad y apuesten a medidas de minimización y valorización de los diferentes residuos. “De Vuelta a la Tierra” es el nombre que elegimos para el Programa de Compostaje Domiciliario, lo consideramos una forma de devolver a la naturaleza lo que nos da cada día”, manifestaron desde el municipio.

Esta práctica es una de las más efectivas y sustentables para reducir la cantidad de residuos orgánicos que desechamos.

Taller de Compostaje

Como parte de la estrategia de fortalecimiento del programa, se llevó adelante un taller on line de compostaje para que todos los vecinos y público en general puedan aprender un poco más y evacuar todas sus dudas.

El mismo contó con una gran participación y estuvo a cargo del Ing.  Julián Parodi y Enzo Culasso Orué, integrantes de Tierra Viva Agroecologia.

En dialogo con el ing. Parodi, nos manifestó: “En primer lugar, cuando hablamos de compostaje, es fundamental separar nuestros residuos. Si nosotros tomamos todos nuestros residuos como un conjunto, tanto lo orgánico como lo inorgánico, van a ser basura. Ahora,  si separamos lo orgánico lo podemos usar para el compostaje; y la parte inorgánica, como plástico, vidrio y latas, lo vamos a reciclar y reutilizar. Hay personas que viven de eso, reciclando estos materiales y vendiéndolos”.

Para el compostaje se pueden aprovechar desechos como restos de yerba, café, saquitos de té, cartón, servilletas de papel con aceite, frutas, verduras, comida que sobró, diarios, uñas, pelos, aserrín, viruta, hojas secas, pasto seco, pasto verde y estiércoles de animales, como vaca, oveja y caballo. Según Parodi, “todo lo que viene de una planta, que nosotros consumimos como alimento, puede volver a la tierra. Se puede desintegrar y volver a formar parte del suelo”.

En cuanto al proceso de duración del compostaje afirmo que: “Cuando nosotros más trituramos los restos, el compost maduro final lo vamos a poder cosechar antes. Porque los microorganismos que están en la tierra, como bacterias y hongos, van a atacar más rápidamente. Sin embargo, el tiempo del proceso puede llevar de un mes a ocho meses”.

Asimismo, Parodi hizo especial hincapié sobre uno de los temas del taller, para terminar de despejar dudas y alejar cualquier tipo de prejuicio sobre esta técnica. “Los mitos del compostaje son que va a traer bichos, que tiene mal olor… Si ocurren todas esas cosas es porque estamos haciendo un mal compost. Si lo hacemos bien no vamos a tener ningún problema. No vamos a tener ni malos olores, ni ratas, ni insectos”.

Finalmente, el fundador de Tierra Viva Agroecología dejó un mensaje para la ciudadanía en general: “Aquellos que todavía no han comenzado a compostar les diría que comiencen. Es sencillo, lo pueden hacer tranquilamente en sus casas. Una vez que lo hagan, podrán observar todos los beneficios y volcarlo a sus huertas. Van a poder cosechar un producto final muy rico en nutrientes. Van a poder consumir alimentos sanos y saber lo que están consumiendo. Además, van a tener un menor gasto económico y podrán vender parte de la siembra, si así lo desean”.

Enlace permanente a este artículo: https://www.siglo21digital.com.ar/2020/10/10/el-compostaje-como-politica-ambiental/