Suspendan las clases en Entre Ríos, no tenemos condiciones sanitarias Ante la emergencia de la pandemia

«Frente a las enfermedades que genera la miseria, frente a la tristeza, la angustia y el infortunio social de los pueblos, los microbios, como causas de enfermedad, son unas pobres causas…”.
(Ramón Carrillo)

Frente a la pandemia a nivel mundial y las reiteradas declaraciones de emergencia sanitaria de los estados nacionales, provinciales y municipales, estamos atónitos los trabajadores de la educación por la no suspensión de las clases.
Se suspenden reuniones familiares, recitales, partidos de futbol, celebraciones religiosas, pero las escuelas seguirán como si nada ocurriese. ¿Acaso los trabajadores, estudiantes y padres que habitamos los establecimientos educativos somos inmunes?
Todas las recomendaciones buscan prevenir la transmisión de todas las infecciones respiratorias en ámbitos de atención al público, incluyendo las infecciones producidas por coronavirus como el COVID-19, están destinadas a orientar sobre medidas de prevención en lugares con alto tránsito de personas como pueden ser: aeropuertos, terminales de transporte, estadios deportivos, cines, transporte público, etc. Esta recomendación incluye lógicamente a las escuelas.
Las medidas deben ser adoptadas como prácticas estándar para la prevención de infecciones respiratorias tales como gripe, coronavirus, entre otros, que se transmiten por gotas de saliva al hablar, toser y estornudar; y que contaminan superficies y objetos en un área de circunferencia de aproximadamente un metro.
Desde la seccional Paraná de Agmer manifestamos nuestra preocupación por las condiciones sanitarias de nuestras escuelas y nuestras comunidades educativas y su altísimo grado de vulnerabilidad frente a la irrupción de la pandemia de MERS-CoV (Coronavirus) y el Dengue.
Señalamos una vez más que un agravante en contexto de epidemias es la situación social y económica de franjas importantes de nuestras comunidades, con gurises mal nutridos, con dificultades para acceder a los sistemas de salud y con barrios en condiciones muy precarias y privados de los servicios esenciales.
Con edificios escolares, como la gran mayoría de los que contamos en nuestro departamento, con instalaciones sanitarias precarias, falta de agua potable, cloacas que rebalsan y pierden líquidos servidos, imposibilidad de ventilación de los salones de clase por el estado de las aberturas, patios con malezales que no han sido cortados a esta altura del año, instalaciones eléctricas precarias, presencia de roedores y alimañas, etc. exigimos el urgente cumplimiento de los acuerdos paritarios vigentes sobre condiciones de infraestructura escolar.
– Consideramos que se debe disponer con carácter de urgente de la debida partida presupuestaria para atender estas necesidades. Hoy no está en las escuelas
– El anunciado aumento de las partidas para limpieza debe ser sustancial, inmediato y efectivo.
– El comedor escolar cumple una función esencial. Debe garantizarse que todas las cocinas tengan sus instalaciones habilitadas y en prefecto funcionamiento. Los “menús alternativos” se instalan como una salida provisoria y en general persisten durante meses, precarizando aún más las condiciones alimentarias del alumnado.
– Exigimos aumento sustancial, inmediato y efectivo de las partidas para comedores, RAN, etc.
– Debe nombrarse de inmediato al personal de maestranza en las escuelas que lo necesitan para cubrir rápidamente las licencias. La decisión unilateral por parte del gobierno educativo de no cubrir estas suplencias desde el año pasado a la fecha es una medida de ajuste que atenta contra los derechos laborales y las condiciones de salubridad de nuestras escuelas.
– Exigimos se encare un trabajo coordinado y cooperativo desde las distintas áreas y desde los estados nacional, provincial y municipal para que en ninguna escuela falte agua potable.
– La escuela que no cuente con agua potable debe suspender las clases de inmediato y sin más requerimiento que la información por la vía administrativa.
– Es necesario que el estado intervenga y cumpla su responsabilidad de control frente a la especulación en la producción, distribución y comercio de los elementos de limpieza necesarios (lavandina, alcohol en gel, etc.) que en muchos lugares ya se denuncian faltantes.
– Debe resolverse una licencia especial, renovable para los trabajadores que constituyen población de riesgo, con enfermedades pre-existentes (cardíacas, pulmonares, inmunodeprimidos/as, etc.
– La comunicación seria y responsable es fundamental, si no es ejercida desde los lugares de responsabilidad, dando amplia difusión sobre la situación, con datos e información fidedigna, con recomendaciones, etc. De lo contrario, nos gana la batalla la cadena de rumores y trascendidos de información dudosa o falsa.
– Siempre sostuvimos que solo el pueblo salva al pueblo. El pueblo entrerriano no puede ser un convidado de piedra, debe ser protagonista de la lucha contra la epidemia viral. – – Se debe convocar a la constitución de consejos de emergencia integrados por los organismos competentes del estado y las organizaciones como los sindicatos, vecinales, comunidades educativas, organizaciones barriales, clubes, etc.
Sostenemos que es responsabilidad primordial, indelegable del Estado garantizar cada una de las medidas necesarias para prevenir la propagación de la epidemia, exigimos la inmediata suspensión de las clases como un acto de responsabilidad política.

AGMER Seccional Paraná “Susana Peta Acevedo”.

Enlace permanente a este artículo: https://www.siglo21digital.com.ar/2020/03/14/suspendan-las-clases-en-entre-rios-no-tenemos-condiciones-sanitarias-ante-la-emergencia-de-la-pandemia/