Detienen a empleado del STJ.

Se trata de Ricardo Atilio Céparo, quien está acusado de delitos de lesa humanidad. Es suegro de un vocal del STJ y trabajaba como chofer para el máximo órgano de Justicia entrerriano.

El juez federal de Paraná, Leandro Ríos, dispuso la detención de un ex policía provincial acusado por el secuestro y torturas de una mujer durante la última dictadura cívico-militar. Se trata de Atilio Ricardo Céparo, de 66 años, quien se presentó espontáneamente el jueves por la noche en los tribunales federales, después que Gendarmería fuera a buscarlo a su domicilio de La Paza y no lo encontrara, e inmediatamente fue trasladado a la Unidad Penal Número 1 de Paraná.

Céparo, oriundo de Strobel, departamento Diamante, fue imputado por los delitos de privación ilegítima de la libertad, apremios ilegales e imposición de torturas por hechos ocurridos entre agosto y diciembre de 1976. Su indagatoria había sido solicitada en septiembre pasado por el Ministerio Público Fiscal y el juez Ríos le hizo lugar esta semana.

En su indagatoria, que tuvo lugar este viernes en los tribunales federales, el ex policía hizo un descargo, contestó algunas preguntas que le formularon el fiscal Mario Silva y el defensor oficial ad-hoc José Boxler, y luego fue devuelto a la cárcel. El magistrado tendrá ahora diez días para resolver su situación procesal.

Según pudo saber Página Judicial, la causa por la que fue imputado Céparo se inició en el año 2012 a partir de una denuncia presentada por un hombre y una mujer que dicen haber sido secuestrados por una patota de la Policía de Entre Ríos en agosto de 1976.

Ambos permanecieron ilegalmente detenidos en la Comisaría Quinta, en calle Ameghino de Paraná. El hombre estuvo la mayor parte del tiempo tabicado y apartado del resto de los detenidos, pero la mujer fue trasladada varias veces hasta la Jefatura Central de Policía y sometida a violentos interrogatorios en el Área de Sanidad. Según su testimonio, Céparo era quien la buscaba en la comisaría, la trasladaba hasta la jefatura y también participaba de los interrogatorios bajo tortura.

Después de cuatro meses, ambos fueron liberados. En ningún momento estuvieron a disposición de ningún juez, pero tampoco de las autoridades militares.

Ricardo Atilio Céparo es suegro de Emilio Castrillón, el vocal del Superior Tribunal de Justicia (STJ), y hasta su detención se desempeñaba como chofer del alto cuerpo. Natalia Céparo, una de las hijas del ex policía, está casada con el magistrado.

Cépero era oficial auxiliar de la Policía de Entre Ríos y quedó cesante a partir del 24 de julio de 1981, tras un sumario administrativo en el que fue acusado de haber cobrado indebidamente multas en nombre del Estado. Luego fue chofer de una cochería de servicios fúnebres de La Paz. En el año 2003 presentó un recurso de gracia pidiendo su reincorporación al cuadro de oficiales de la Policía.

En ese momento invocó “la difícil situación económica que atraviesa” y dijo que el sumario había sido “arbitrario y viciado de nulidades”. El gobierno que entonces encabezaba Sergio Montiel le rechazó el recurso en noviembre de 2003 y la medida fue confirmada en abril de 2005 por el gobernador Jorge Busti y su ministro Sergio Urribarri.

Sin embargo, Céparo consiguió trabajo: fue contratado por el STJ como chofer.

Fuente: Página PolíticaAtilio-Céparo1-300x169

Enlace permanente a este artículo: https://www.siglo21digital.com.ar/2014/12/21/detienen-a-empleado-del-stj/