Arrancó el Congreso Latinoamericano de Ingeniería Biomédica.

Integrantes de la comunidad científica internacional, funcionarios,  y profesionales participaron este miércoles de la inauguración  del VI Congreso Latinoamericano de Ingeniería Biomédica (Claib 2014), que se desarrolla en Paraná, del 29 al 31 de octubre. Habrá 14 conferencias y más de 400 trabajos donde se expondrán los avances en la especialidad. Además, se presentarán mejoras para la salud basadas en la sofisticación tecnológica.

Parte de la comunidad científica internacional participa desde este miércoles hasta el viernes del VI Congreso Latinoamericano de Ingeniería Biomédica (Claib 2014), que entre otros temas, mostrará los avances en materia de rehabilitación de ciertas discapacidades que afectan la movilidad. Por ejemplo, se verán los progresos en relación a los exoesqueletos que permiten recuperar el movimiento perdido. “Esto tiene que ver con que cada vez hay más personas con sobrevida. Los diagnósticos y las prótesis permiten mejorar la calidad de las funciones afectadas, por ejemplo, por un Accidente Cerebro Vascular”, observó el presidente del Congreso, Ariel Braidot.

Cada vez mayor calificación
El presidente del Consejo Regional de Ingeniería Biomédica para América Latina (Coral), ingeniero Biomédico Guillermo Avendaño (Chile), recordó a AIM los inicios de la actividad: “éramos un  grupo de especialistas limitados, gente que nos conocíamos, y en la actualidad participa un público muy amplio, con un nivel cada vez mayor de calificados especialistas de los cuatro continentes, y un nivel muy elevado en los trabajos. Para Coral, es una señal de que estamos avanzando”.

En diálogo con esta Agencia, Avendaño se refirió  la eclosión de la actividad en América Latina: “hay países como México que de cuatro carreras que tenía ahora tiene casi 30; en Colombia, son 20,  e igual en Argentina, que ha ido creciendo. Ello se debe porque hay una demanda muy grande de profesionales, porque casi todas las instituciones de salud tienen ingeniería biomédica instalada. Esa demanda del mundo real está obligando a la formación de especialistas en distintas universidades. El desafío es que haya un nivel uniforme, que se entienda lo mismo en cada país, que las asignaturas sean homologables, y eso es parte de lo que nos compete como Coral”.

Por ahora, dijo el profesional, “hay grandes diferencias entre países y esto se debe a que cada uno entiende cada asignatura, cada concepto de una manera distinta. Es necesario lograr equivalencia, homologación. En otras disciplinas, cada uno entiende las cosas como las vio, pero lo que hoy aparece como disperso en nuestra carrera, de alguna manera hay que uniformarlo”.

Una profesión que crece
No hay todavía estadísticas sobre la cantidad de Bioingenieros o ingenieros Biomédicos que existen en el mundo, pero “la Organización Mundial de la Salud (OMS) está preocupada porque necesita ese dato. Una referencia concreta es que hoy se necesitan ingenieros Biomédicos trabajando en África, por el ébola,  y la OMS ha pedido especialistas porque se requieren personas que manejen equipos de laboratorio, las técnicas de seguridad, los procedimientos, pero falta algo para cuajar eso”.

El ingeniero puso como ejemplo a la Universidad de Valparaíso egresaron 400 Biomédicos, y todos ellos están trabajando en el mundo entero haciendo lo que prendieron, mientras en otras carreras se gradúan y tienen que trabajar de otra cosa. Eso explica la gran demanda, a pesar que en Chile no hay una ley que obligue a tener un bioingeniero a cargo en cada institución de salud. Se debe a que desde sus prácticas ya están resolviendo problemas. Hay una demanda muy alta que ni siquiera estamos en condiciones de satisfacer”.

Sin embargo, Avendaño expresó su satisfacción porque cada vez existe mayor comprensión del público respecto de la Biomedicina, “y en particular, por parte de las instituciones de salud”.

La apertura
El acto de apertura fue presidido por el rector de la Universidad Nacional de Entre Ríos (Uner), Jorge Gerard, quien estuvo acompañado por la presidenta municipal de Paraná, Blanca Osuna; el decano de la Facultad de Ingeniería, Gerardo Gentileti; el presidente de la Sociedad para la Ingeniería en Biología y Medicina, Brus Willa; el titular del Consejo Latinoamericano de Ingeniería Agromédica, Guillermo Avendaño Cervantes; y la presidenta de la Sociedad Argentina de Bioingeniería, Virginia Vallarín.

Bienvenidos a Paraná
A su turno, Osuna dio la bienvenida a  los presentes, entre autoridades, profesionales y estudiantes de la ingeniería biomédica. “Es gratamente importante la presencia hoy aquí de estos jóvenes bioingenieros o ingenieros médicos y creo que de eso se trata este encuentro, de cómo traducir el impulso y la fuerza de la producción del conocimiento y la generación de herramientas concretas que se producen para una vida mejor”.

Asimismo, felicitó a los organismos que hicieron posible la realización de este Congreso. “Quiero que disfruten de la estadía en nuestra ciudad, porque Paraná y nuestro gobierno municipal está orgulloso de ser la casa, el lugar donde se desarrolle tan importante Congreso y en nombre de ello, quiero agradecer a los presentes por confiar en la ciudad, donde además se presenta por primera vez en Argentina”.

Ariel Brailovsky, de la Sociedad Argentina de Bioingeniería, agradeció a aquellas instituciones que hicieron capaz la realización de este Congreso Internacional. “Agradecemos la confianza a toda la organización de este Congreso por parte de la Sociedad Argentina de Ingeniería, y por confiar a la Regional Litoral por el trabajo que desarrollamos”.

Sobre los trabajos previos desarrollados, Brailovsky destacó que “se han recibido más de 400 trabajos de 1.270 autores, de 31 países y cuatro continentes. Durante el proceso de evaluación se realizaron 1.106 evaluaciones, de las cuales unas 300 se desarrollaron en tres etapas”.

Iosper, presente
El presidente del Instituto de Obra Social de la Provincia de Entre Ríos (Iosper), Fernando Cañete, y los directores Viviana Sánchez y Marcelo Pagani, participaron de la jornada de inauguración.

La presencia de representantes de la obra social se debe  la importancia creciente que tiene  la biomedicina en la organización. De hecho, el viernes participarán de un panel donde se expondrán detalles del Centro de Medicina Nuclear y Molecular, que llevan adelante el Iosper y la Comisión Nacional de Energía Atómica (Cnea) en el predio ubicado en el barrio El Triangular de Oro Verde.

Desde cuándo
El Claib que se celebra desde 1998 y es el ámbito donde se presentan los resultados de investigaciones, se comparten experiencias y coordinan acciones entre instituciones y universidades desarrollan la Bioingeniería, ingeniería Biomédica y otras ciencias afines. Anteriormente había tenido lugar en Mazatlán 98, México; Habana 2001, Cuba; Joao Pessoa 2004, Brasil, Isla Margarita 2007, Venezuela y Habana 2011, Cuba.
De la Redacción de AIMbiomedicina-300x225

Enlace permanente a este artículo: https://www.siglo21digital.com.ar/2014/10/29/arranco-el-congreso-latinoamericano-de-ingenieria-biomedica/