Conflicto ambiental: por unanimidad la Legislatura reclamó que Nación “exija a Uruguay el cumplimiento de sus compromisos internacionales”.

Legisladores provinciales apoyaron, por unanimidad, una petición a la Nación para que “exija a Uruguay el cumplimiento de sus compromisos internacionales”, en el marco del conflicto ambiental que hace años atraviesa el pueblo de Gualeguaychú en particular, por la instalación de la pastera Botnia-UPM. “Duele cuando dos pueblos hermanos se enfrentan porque una empresa multinacional presiona para instalarse, producir lo que quiere y contaminar”, expresó la diputada Leticia Angerosa (FpV-Gualeguaychú) en el recinto de la Cámara Baja. El proyecto obtuvo el apoyo de todos los bloques y también fue defendido por diputados no oficialistas. A la sesión asistió el intendente de Gualeguaychú, Juan José Bahillo; y varios concejales.
De ANÁLISIS DIGITAL

Pasadas las 10 de este jueves, la chicharra resonó en los pasillos de la Casa de Gobierno. Así se concretó el llamado a los legisladores para dar comienzo a las sesiones en ambas cámaras, que de forma simultánea apoyaron este jueves la petición a Nación para que “exija” a Uruguay el cumplimiento de los acuerdos internacionales a los que suscribe.

El proyecto impulsado por el Ejecutivo provincial surgió después de un nuevo aumento en la producción de la pastera UPM-Botnia, sin consultar previamente a Argentina y violando de esa forma el fallo que el 20 de abril de 2010 emitió la Corte Internacional de La Haya. Así lo recalcó Angerosa: “Hay una violación al tratado del río por parte de Uruguay. Sin autorización, el gobierno de Uruguay accedió a principio de año a un aumento de pasta celulosa pedido por la papelera, y hace dos o tres semanas atrás, volvió a autorizar un incremento en la producción”. En su alocución, la diputada también destacó la lucha ambiental que “entabló el pueblo de Gualeguaychú, que no bajó los brazos”; pidió que la iniciativa se apoye “de forma unánime”; y “que un comité científico evalúe pruebas y que la Corte Internacional dictamine culpas y responsabilidades”.

Por su parte, la diputada María Emma Bargagna (FAP-Paraná), abogó por que la acción de recurrir a la Corte de La Haya no sea el único camino para intentar arribar a una solución del conflicto. “Tenemos que abrir la cabeza y buscar soluciones alternativas. En su historia, Argentina ha mantenido varios litigios que no resultaron a nuestro favor”, precisó y enumeró: “Se recordará el conflicto con Chile, por el que se decidió recurrir a un juez europeo que falló0 en contra de Argentina y terminamos pidiendo mediación; con Malvinas pasó lo mismo; ahora pasa con Botnia-UPM y La Haya. Todo esto está muy vinculado. Los intereses económicos tienen que ver con la resolución de La Haya”, cuestionó. Recordó que la Corte tuvo “la oportunidad pero no quiso asesorarse científicamente” para dirimir. “Eso fue deliberado”, acotó en el mismo sentido y subrayó “la voluntad política de la Corte” en este conflicto. Entendió a la acción de recurrir a La Haya como “uno de los caminos” para buscar la solución, pero instó a buscar otros, los que podrían implicar “comprometer a los científicos argentinos y a organismos como el INTI”.

Seguidamente, Lisandro Viale (PS-Paraná), recordó que en las décadas del 60 y 70 comenzaron las plantaciones a lo largo de las márgenes del río. “Esto no es casualidad y fue en detrimento de toda la flora y la fauna autóctona. Esto fue la puerta. Es imposible que no se instale una pastera en una cuenca forestada como esta”, dijo. Además, reclamó que a la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) se incorpore a Brasil. “Nosotros planteamos la necesidad de una comisión binacional y bicameral, pero eso fue una iniciativa que no prosperó”, criticó. Al igual que sus pares en el recinto, subrayó “la rebeldía del pueblo de Gualeguaychú: si no fuera por su lucha, tal vez habría dos o tres pasteras y no una”. Tampoco olvidó mencionar algunas “pasteras que están en Argentina y no tienen ningún tipo de control”. “Paraguay resiste la instalación de una fábrica de uranio en Formosa, y de eso no se habla”, arremetió.

Pronta a concluir, la sesión tuvo el aporte Antonio Alizegui (Frente por la Cultura, la Educación y el Trabajo-Paraná), y de Agustín Federik (UCR-Paraná), quien pidió la incorporación de un nuevo artículo al proyecto enviado por el Ejecutivo, en el que se solicitará a la delegación argentina en la CARU “que remita información sobre las actividades” que vienen desplegando los científicos argentinos en esa comisión.

En el Senado

El Senado entrerriano celebró simultáneamente la sesión especial, en la que aprobó la misma resolución que Diputados. Natalio Gerdau (FpV-Gualeguaychú) incorporó al expediente la Resolución del Concejo Deliberante de Gualeguaychú, aprobada este miércoles. El legislador dijo sentirse “defraudado” por la posición asumida por el presidente Uruguayo, José Mujica, en este tema.

Según un comunicado de prensa, antes de iniciar la sesión el vicegobernador recordó que apenas conocida la determinación del gobierno uruguayo, el mandatario provincial inició gestiones ante las autoridades nacionales para manifestar y promover el rechazo a las acciones que “atentan contra el medio ambiente y degradan un recurso compartido como es el Río Uruguay”.

En la sesión el senador de Gualeguaychú, Natalio Gerdau, pidió que se incorpore al expediente la Resolución que trató el Concejo Deliberante de Gualeguaychú. Este documento fue leído por el secretario de la Cámara, Mauro Urribarri.

Además el senador de Colón, Oscar Arlettaz, leyó ante el Cuerpo los fundamentos que acompañan a la iniciativa que fue aprobada por unanimidad.

Violación de sentencia

Uno de los aspectos centrales de los argumentos que sostienen la posición entrerriana es que “el conflicto entre partes involucra la defensa del medio ambiente y de los derechos humanos”.

Indica que por su naturaleza resulta ser de competencia de la Corte Internacional con asiento en La Haya, por ser el presente conflicto generado por la actitud del gobierno uruguayo una derivación de la sentencia dictada por aquél organismo “que no ha sido debidamente observada por la ROU”.

Además señala que el Uruguay, con su decisión de habilitar la mayor contaminación del Río Uruguay, va contra los alcances del Tratado del Río Uruguay, del Estatuto del Río Uruguay, de la Convención de Viena sobre el derecho de los tratados del año 1969, del tratado internacional de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre el uso no navegable de los Cursos de Agua Internacionales, del Convenio de Basilea sobre Movimientos Transfronterizos de Residuos Peligrosos, del Acuerdo Marco sobre Medio Ambiente del Mercosur del año 2001 y de la Declaración de Estocolmo del año 1972.

Gerdau fue quien habló en la sesión y resaltó “la defensa del medio ambiente y de los derechos humanos que encabeza el gobernador Urribarri”.

Agradeció en nombre de los Gualeguaychuenses la realización de esta sesión especial y la de los Diputados. Habló de “avasallamiento” por parte del gobierno de la ROU y afirmó que “extremando el ansia de razonamiento no se puede comprender bajo ningún parámetro de análisis la terquedad del Uruguay”.

“Es un Pueblo Hermano, pero la contaminación nos hace un daño irreversible”, resaltó y recordó que “cuando Gualeguaychú dijo No a las papeleras, lo hizo en defensa de toda la región, de su presente y de su futuro”.

El legislador recordó las luchas americanas contra el imperialismo y pidió “no ceder, no hipotecar los recursos naturales. Defender y cuidad el agua”.

Después enfatizó ante sus pares lo hecho por el gobernador entrerriano “que ha luchado y lucha por agotar todas las vías de diálogo, dando una amplia participación a todo el arco institucional, para llevar adelante y defender una posición que apoya todo el Pueblo Entrerriano”.fuente Analisis Digitalfoto0_1_204975_1

Enlace permanente a este artículo: https://www.siglo21digital.com.ar/2014/06/26/conflicto-ambiental-por-unanimidad-la-legislatura-reclamo-que-nacion-exija-a-uruguay-el-cumplimiento-de-sus-compromisos-internacionales/