CON UN SALÓN COLMADO, SE LANZÓ EL NUEVO ESPACIO POLÍTICO EN PARANÁ.

En la noche de este martes fue lanzado el espacio político desde donde distintos sectores internos y dirigentes independientes del radicalismo paranaense ofrecerán una propuesta para conducir el Partido en la próxima renovación de autoridades partidarias del mes de octubre.

Con un marco de numeroso público en el salón del Comité Provincial de la U.C.R., la Corriente Arturo Illia, el Movimiento Yrigoyenista, la Asociación Paraná Inteligente, el MIRA, el Grupo Radical Independiente y numerosos dirigentes independientes de esta ciudad, sin resignar su pertenencia interna, lograron integrarse en un espacio político común, elaborar un documento de proclama liminar sobre su visión partidaria actual, consignas convocantes, pautas de comportamientos y accionar futuro en el Partido.

En el acto se dio lectura al documento fundacional y fue firmado por representantes de cada una de las expresiones políticas allí presentes. Por la Corriente Illia lo hicieron Agustín Federik, Estela Olalla y Alfredo Marcos; por el Movimiento Yrigoyenista: Miguel Rettore, Alejandra Gauna y Ovidio Sarli, por la Asociación Paraná Inteligente: Jorge Leiner, Manuel Tennen y José Cacik, por el MIRA: Luis Zanabria, Guillermo Cáceres y Juan Carlos De León, por el Grupo Unidad y Resistencia Radical: Carlos Cuscueta, Daniel Leonard y Alejandro Carbó y en nombre de los dirigentes independientes: Eduardo Cuadra, Antonio Tardelli, Arturo Etchevehere, Judith Furman y Alfredo Montiel Barbará.

SEGUIDAMENTE EL TEXTO DEL DOCUMENTO APROBADO:

DECLARACIÓN DE PARANÁ

La presente instancia partidaria reclama de todos los radicales comprometerse con una intensa ejercitación militante, en pos de claras definiciones programáticas.
Sólo el esfuerzo colectivo posibilitará reconstruir la UNION CIVICA RADICAL, de forma tal que pueda constituirse en una fuerza electoralmente competitiva, con vocación de poder, que interprete prolijamente los anhelos populares y, consecuentemente, receptar el favor de la ciudadanía.
No se concibe la vida política argentina sin la presencia protagónica de nuestro centenario Partido, que ha hecho aportes trascendentes al país.
Un mandato histórico nos compele a evitar su pérdida de vigencia o representatividad en el escenario político nacional.
Una sana autocrítica ha permitido detectar falencias y errores en la reciente praxis partidaria.
Ellos han sido las causas precipitantes de la severa atonía partidaria actual. Esos factores negativos tienen un origen común: el apartamiento de las esencias radicales.
Urge hacer las rectificaciones indispensables. Fijar los rumbos ciertos impregnados de los principios radicales. Esa tarea debe comenzar dentro del partido y desde el partido proyectarlas hacia afuera para que trascienda el pensamiento radical y posibilitar la reconciliación entre partido y sociedad.

Para hacerlo deben observarse algunas pautas de comportamiento:

1) Erradicar el internismo infecundo y sectario, que es una deformación de la democracia interna. Ese internismo queda acotado a una puja personal por cargos y candidaturas, soslayando el tratamiento de nuevos aportes creativos en materia programática.
2) No tolerar en la vida interna partida ningún tipo de hegemonía ni personal, ni sectorial, que convirtiéndose en grupo dominante obstruya el accionar de otros radicales.
3) Crear mecanismos de participación del afiliado de base para que tenga una intervención personal, directa y permanente en la vida partidaria.
4) Garantizar la actividad partidaria permanente, con sus locales abiertos que permitan tener inmediata compenetración de los problemas y necesidades sociales ofreciendo soluciones.
5) Promover una intensa actividad formativa, intelectual y docente para capacitar los cuadros dirigentes y el cuerpo de afiliados, dotándolos de la idoneidad necesaria para eventuales funciones de gobierno.
6) Estimular la participación de la juventud y la promoción de nuevos dirigentes como forma de asegurar la renovación partidaria, evitando la repetición de nombres en las candidaturas en cada proceso electoral.
7) Enfatizar en la prédica del Partido su vocación por la unidad nacional, respetando la diversidad ideológica y de opiniones, sin prejuicios y falsos antagonismos, fomentando un abierto intercambio con todos los partidos políticos como alta expresión de civilización democrática.

Estas son nuestras consignas convocantes. La sustentamos un conjunto de radicales coincidentes en la necesidad de que el partido exhiba una oferta programática seria, coherente, eficaz y creíble, que concite receptividad popular. Un programa que exprese los paradigmas de la democracia social: libertad, justicia, solidaridad e igualdad. Así lo soñaron nuestros próceres fundadores: LEANDRO ALEM al afirmar “El radicalismo es la causa de los desposeídos” e HIPÓLITO YRIGOYEN cuando proclamaba la necesidad de lograr que “bajo la bóveda del cielo argentino no haya un solo desamparado….”

Correligionario: ésta es nuestra proclama liminar. Lo invitamos a adherirse. Con su ayuda la haremos realidad.

PARANÁ, 20 de mayo de 2.014.-DSC02397

Enlace permanente a este artículo: https://www.siglo21digital.com.ar/2014/05/20/con-un-salon-colmado-se-lanzo-el-nuevo-espacio-politico-en-parana/