Débora Dionicius retuvo el título mundial por quinta vez.

La villaguayense derrotó por nocaut técnico en el cuarto asalto a la colombiana Neisi Torres, y así defendió por quinta ocasión su corona supermosca de la Federación Internacional de Boxeo (FIB). La pelea se realizó en los Polvorines.
La Gurisa, campeona del mundo supermosca FIB, venció por nocaut técnico en el cuarto round a la colombiana Neisi Torres y defendió por quinta vez el título mundial. La velada se realizó en el Club Social El Cruce de Los Polvorines, partido de Malvinas Argentinas, Buenos Aires.
Dionicius, que también fuera monarca sudamericana, dominó cuanto quiso Torres, actual N° 5 del ranking mundial supermosca de la FIB, que soportó los envíos y en ningún momento acertó un golpe pleno. Con su habitual línea técnica, velocidad en los desplazamientos y lanzamientos y la precisión de sus impactos, tomando siempre la iniciativa, la ex representante de la selección argentina amateur anticipó cada intercambio y conectó cuanto a gusto sus derechas e izquierdas en gancho al cuerpo y cruzadas al mentón. Más allá de combinar su preciso jab zurdo con ráfagas de derechas cruzadas al rostro, la sometió a placer con esos punzantes y profundos ganchos zurdos a la zona hepática y diestros a las costillas y estómago. Ya no era pelea. Por eso, luego de que la taladrara incesantemente en el cuarto, con la retadora totalmente entregada y con gestos de dolor, el árbitro argentino Hernán Guajardo detuvo correctamente las acciones, que desataría el festejo de todo el público que colmó el escenario en la calurosa noche malvinense.

Sin dejar mucho tiempo al estudio, Dionicius tomó la iniciativa y conectó sus profundos ganchos zurdos y diestros a las costillas, que hicieron retroceder a una retadora que sentía los impactos. La llevó contra las cuerdas y agregó su cross diestro al mentón. Con Torres intentando sin éxito responder en el segundo, “La Gurisa” volvió a filtrar su gancho zurdo a la zona hepática, con excelsa precisión, que llegó por triplicado. Punteando con su jab, la puso contra las cuerdas y combinó con su cross diestro a la mandíbula.

Distribuyendo con su derecha cruzada arriba y su gancho zurdo a los flancos en el tercero, la nacida en Villaguay hace 26 años encontró los espacios para perforar la guardia con sus ganchos al estómago, seguida de su izquierda cruzada a la mejilla. Torres acusaba gestos de dolor ante el castigo al cuerpo. Con decisión en el cuarto, Dionicius la llevó sobre las sogas combinó con precisión incontables ganchos zurdos y diestros al hígado y costillas de una “Leona” cuyos ojos se cerraban del dolor, y que hacía lo que podía por no caer. Todo era de la campeona. No era pelea. Mientras la retadora ni siquiera podía protegerse y se recostaba sobre las cuerdas, “La Gurisa” continuó sometiéndola a placer, taladrándola cuanto quiso con sus ganchos a las costillas y estómago, hasta que cuando estaba por caer, el árbitro argentino Hernán Guajardo detuvo correctamente las acciones y decretó el fuera de combate, que desató todo el festejo de todos los asistentes que una vez más colmaron la calurosa noche malvinense. Dionicius ganó, pegó y demostró que está para mucho más.

De esta forma, Dionicius, que pesó 51,950 kg., ex representante de la selección argetina amateur, que fuera monarca sudamericana supermosca en 2012 y realizara una defensa previo a alzarse con la corona mundial, se mantiene invicta, y retiene por quinta vez el cetro que conquistó el 24 de noviembre de 2012 con una lección de boxeo y en fallo unánime sobre la neozelandesa Michelle Preston -entonces N° 1 del ranking mundial supermosca FIB-, en su Villaguay natal, y que retuvo con otra lección y decisión unánime el 13 de abril sobre la uruguaya Gabriela Bouvier en Paraná, Entre Ríos, de igual forma y fallo unánime sobre la rosarina Marisa Portillo, el 6 de julio en Villaguay, misma forma el 7 de septiembre en otro fallo unánime sobre la colombiana Olga Julio, a quien tuvo dos veces en la lona, en el estadio Luna Park, en Buenos Aires, y que venía de refrendar el 20 de diciembre con otra lección y decisión unánime sobre la mexicana Guadalupe Martínez en este mismo escenario. Así, aumenta su marca a 16 victorias (5 KOs), en igual cantidad de peleas. En tanto Torres, que registró 52,100 kg., actual N° 5 del ranking mundial supermosca de la FIB, quien el pasado 31 de mayo cayó frente a la santafesina Daniela Bermúdez por nocaut técnico en el primer asalto en disputa del título mundial gallo de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), en Bariloche, Río Negro, pero venía de tres éxitos en filaante rivales de menor jerarquía en su tierra, desmejora a 11 triunfos (7 KOs), 2 derrotas y 1 empate, señala el portal notifight.com.e_1396153834

Enlace permanente a este artículo: https://www.siglo21digital.com.ar/2014/03/30/debora-dionicius-retuvo-el-titulo-mundial-por-quinta-vez/