Otro tren que pasa.

MERCADOS.
Mientras las exportaciones argentinas de carne caen y hace años que no se cumple con la cuota Hilton, el mundo ofrece grandiosas oportunidades.
Mientras las exportaciones de carne argentina son las menos competitivas del Mercosur, y hace ya varios años que no se cumple con la cuota Hilton, el mundo ofrece grandiosas oportunidades. Otro tren que pasa de largo para el país.
La carne vacuna será en nuevo cerdo de China

Indudablemente la carne de cerdo está tradicionalmente presente en las comidas de los chinos, quienes comen más de la mitad de la producción mundial de esa carne. Y se prevé que expandan ese consumo alrededor del 2,5% este año, alcanzando las 56,3 millones de toneladas, de acuerdo al USDA.

Refugio en la carne vacuna

El consumo de carne vacuna en China pareciera aumentar muy rápido, impulsado fuertemente por dos razones más allá del poder adquisitivo de los consumidores. Por un lado, este crecimiento está siendo impulsado por la aparición de la influenza aviar H7N9 que ha disminuído la popularidad del pollo. Por otro lado, se advierte una desconfianza sobre la seguridad de consumir cerdo, luego de que de más de 10.000 porcinos muertos fueran arrojados a un río el año pasado en Shanghai.

Estos hechos influyen en los

consumidores, que prefieren comer carnes rojas y pescado, en lugar de pollo y cerdo.

Un gigante

El consumo de carne bovina alcanzará un récord de 6,26 millones de toneladas este año, creciendo un 5,1 % y 65.000 toneladas más de lo previsto. Aunque se mantiene aún pequeño frente a la demanda de cerdo, este consumo es suficiente para situar a China como el tercer país en consumo de carne bovina en el mundo, detrás de Estados Unidos y Brasil.

Esta tendencia está teniendo un gran impacto en el comercio internacional de carne bovina. China buscando carne bovina en el extranjero genera grandes oportunidades para quienes puedan venderle.

La importación de carne vacuna pronosticada ha aumentado a 550.000 toneladas para el 2014, un aumento de 19 veces en tres años. En 2013 los principales vendedores de carne a China fueron Australia, Uruguay y Nueva Zelanda.

El impacto

Además, es de esperar que la demanda china de carne bovina impacte en el mercado de los alimentos que se utilizan en la producción de la misma.

Y teniendo en cuenta que los bovinos requieren, en comparación con los cerdos, casi un 50% más de alimento por kg de peso ganado, el impacto en la demanda de granos y especialmente de maíz podría ser significante.

Fuente: Agrimoney ( REVISTA CHACRA WEB)530e1de822e0e_305_172!

Enlace permanente a este artículo: https://www.siglo21digital.com.ar/2014/02/26/otro-tren-que-pasa/