Se dio inicio a la trilla de maíz en Entre Ríos.

En la presente semana ha dado comienzo a la cosecha de maíz en los departamentos entrerrianos de Gualeguay, Federal, Colón y Victoria. Así lo reportó el informe semanal del Sistema de Información de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos (Siber) en donde precisó que los lotes fueron implantados con híbridos precoces durante la última semana de agosto – primera de setiembre y los rendimientos obtenidos distan mucho de las expectativas que los productores tenían en la primera quincena del mes de diciembre, cuando el 90% del área implantada ostentaba una condición MUY BUENA con perspectivas de alta productividad. Además los granos aun tienen alto contenido de humedad, razón por la cual serán destinados a consumo animal.

El Siber señaló que al ser poca la superficie concretada que no amerita, por el momento cuantificar los rendimientos. Se espera que la trilla se generalice a partir de la primera quincena de febrero.

Análisis de las condiciones climáticas en el período crítico de maíz de primera  

Según el Siber, la etapa de floración y las iniciales del período de llenado de grano en el cultivo de maíz son críticas para la determinación del rendimiento. Por lo tanto la ocurrencia de temperaturas altas (frecuentemente asociadas con sequías durante estas etapas) afectan los procesos de: polinización, fecundación y normal desarrollo y llenado del grano que reducen el rendimiento potencial.

En base a los datos climáticos provenientes de la Red de Centrales Meteorológicas Automáticas de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos, el Siber analizó los factores climáticos desde diciembre hasta el 21 de enero, que coincide con el período crítico para el cereal. «Para el maíz, las marcas térmicas superiores a 35 °C asociadas a una baja humedad relativa generan desecación de los estigmas y temperaturas mayores a 38 °C reducen la viabilidad del polen; esta situación de temperaturas muy lejanas al rango óptimo (que se ubica alrededor de los  25 °C) produce el denominado “estrés térmico” indica el informe.

Hacia fines del mes de noviembre, según reporta el Siber, el cultivo contaba con muy buenas perspectivas de rendimiento, gracias a que las lluvias del mes de noviembre habían permitido una excelente recarga del perfil edáfico y el maíz contaba con una condición calificada entre buena y muy buena para el 100% del área implantada. Lamentablemente las excelentes condiciones que se registraban hasta noviembre, experimentaron un drástico cambio en diciembre, lo cual ocasionó significativas pérdidas de rendimiento.

La precipitación promedio acumulada en Entre Ríos para diciembre del 2013 fue de 55 mm, por lo que Siber recuerda que la precipitación acumulada esperada es cercana a los 130 mm. Por otra parte, señaló que «la demanda hídrica acumulada se ubicó en 313 mm, lo cual marca un balance negativo de 258 mm; este déficit fue soportado por las muy buenas reservas hídricas del suelo, las cuales gradualmente pasaron de una situación de óptima a un escenario de reservas escasas y sequía».

Asociada a este escenario de alta demanda hídrica y pobres precipitaciones, se generó a partir de la segunda quincena de diciembre una situación de estrés térmico. «Durante el 14 al 26 de diciembre, se detectó un total de 13 días donde la temperatura superó el umbral de 35 oC y la humedad relativa mínima se posicionó por debajo del 35%, generando un ambiente de fuerte estrés térmico. Destacándose lo acaecido el 26 de diciembre donde las máximas superaron los 40 oC y donde hubo aproximadamente 8 horas consecutivas, entre las 10 hs y17 hs, donde los valores superaron los 35 oC» indica el Siber.

El balance hídrico en al 21 de enero del 2014 muestra una tendencia negativa, sobre todo si se considera que el promedio de las precipitaciones acumulas en la región se ubicó en 58 mm y la demanda por evapotranspiración fue de 213 mm, dando un déficit de 155 mm que generó el predominio de un pulso seco en la mayor parte de la región, ver Mapa Reservas al 22 de enero del 2014.

Considerando las tres primeras semanas del mes de enero del 2014, se detectaron dos períodos donde es muy factible la ocurrencia de estrés térmico. «El primero se corresponde  con el domingo 5 que tuvo marcas térmicas superiores a 35 oC y humedad relativa mínima por debajo del 30% y otro más prolongado entre el 16 al 18 con temperaturas más elevadas, que nuevamente estuvieron muy próximas a el valor de 40 oC el pasado sábado 18».

 descarga (22)

Enlace permanente a este artículo: https://www.siglo21digital.com.ar/2014/01/24/se-dio-inicio-a-la-trilla-de-maiz-en-entre-rios/