Para la Unión Industrial la reforma tributaria “fue una sorpresa”.

“Fue una sorpresa el haber recibido esta información, dado que teníamos el compromiso del Gobernador de sostener el ingreso bruto para la industria en cero”, lamentó el presidente de la Unión Industrial de Entre Ríos.

El presidente de la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER), Antonio Caramagna, se refirió a la Reforma Tributaria que la carga tributaria al sector industrial. “Fue una sorpresa el haber recibido esta información, dado que teníamos el compromiso del Gobernador de sostener el ingreso bruto para la industria en cero”, lamentó. Se refirió además a las consecuencias que traería esta modificación a “mediano y largo plazo”.

“En principio decimos que fue una sorpresa el haber recibido esta información del tratamiento en la legislatura de la nueva ley tributaria, dado que teníamos el compromiso del Gobernador (Sergio Urribarri) de sostener el ingreso bruto para la industria en cero. Compromiso asumido y públicamente anunciado en reintegradas oportunidades ante embajadores y ante la Conferencia Industrial Argentina”, recordó el presidente de la UIER.

“Entendemos que puede haber situaciones de emergencia que se ponen por delante en esto, pero nosotros siempre rescatamos la importancia del diálogo, ese diálogo que hemos predicando tanto, se pone a prueba en los momentos más difíciles y esta vez no se dio”, lamentó Caramagna al tiempo que informó: “Vamos a trabajar firmemente en seguir manteniendo el concepto de diálogo, para que se pueda a partir de ahí tener una construcción y una sinergia positiva”.

“La sinergia y el diálogo deben acompañarnos en las malas, en las regulares y en las buenas”, agregó el representante del sector empresario.

Con respecto al tema netamente impositivo afirmó: “Esta reimplantación de ingresos brutos a la industria es un impuesto regresivo” y en ese sentido explicó: “Los impuestos regresivos son los que van directamente a los costos y este es otro disparador de la inflación, quiénes legislan, quienes deciden, deberían tener presente la mirada a mediano y largo plazo, no solo el hoy”.

Consultado sobre las posibles consecuencias en el sector, Caramagna explicó: “Esta reimplantación de ingresos brutos a la industria afecta directamente a la inversión y por supuesto a la generación de trabajo y a la creación de nuevos empleos”.

“No es que no se quieran pagar impuestos”, aclaró pero “queremos es pagar mejores impuestos, más justos”, indicó.

“También decimos que el análisis de la ley tributaria debe ser amplio, generoso, participativo y multidisciplinario, de manera que se integren todos los factores que se pueden tener en cuenta que una determinada cuestión funcione sistémicamente.
No se pueden arreglar los desajustes de la Argentina que quedan determinados por la palabra inflación tocando un solo aspecto”, consideró el dirigente.

“Se cargan los impuestos pero no conocemos que medidas hay poner en orden el gasto fiscal, ni cómo se va a combatir el altísimo nivel de evasión, cuando hay un alto nivel de evasión, no queda más remedio que aplicarle más impuestos a los que pagan, y eso nos pone en una situación injusta”, consideró.

Pedido de audiencia

El presidente de la UIER informó además que en este contexto, pidieron una audiencia con el Gobernador la semana pasada.
“Sostenemos el valor del diálogo y dentro de eso abrir el juego multidisciplinario a los efectos de que cuando se da un paso que modifique la estructura, deba estar analizada, en función de esto, hemos pedido una audiencia al gobernador y estamos al aguardo de que nos sea concedida, a los efectos de poder analizar toda esta situación que ha sucedido, en forma posterior a los disturbios sociales de tanta magnitud que se han producido y que seguramente han sido disparadores de esta medidas que están fuera de un orden lógico de implementación”, explicó.

Impacto

Ese punto, Caramagna señaló que el sector industrial, “se inserta dentro de todas las otras actividades que integran el entramado impositivo provincial” y especificó que “hay una afectación a la industria pero también a otros sectores que derivan a una afectación en los mercados demandantes”.
“No estoy hablando del porcentaje que le ha tocado a la industria”, aclaró “sino de cuáles son los elementos que deben analizarse antes de tocar una reforma tributaria”.

Inversiones

Luego, el dirigente empresarial recordó que dentro del marco del trabajo que se venía haciendo con el Gobierno, se estuvo “tratando de vender la provincia a mercados internaciones”.
“Por eso, nuestro gobernador habló ante 50 embajadores en Buenos Aires y luego nos visitaron seis embajadores de importantes países. Hemos expresado la ley de promoción industrial que se estableció en la provincia y hemos destacado que nuestra provincia tenía cero ingresos brutos para el sector a los efectos de que sea motivador para las inversiones”, rememoró Caramagna.
“Se expresó en la conferencia a principios de diciembre ante los más altos empresarios de la Argentina. Por tanto, este tipo de medidas requieren un previo y sereno análisis”, finalizó en declaraciones a APF.descarga (3)

Enlace permanente a este artículo: https://www.siglo21digital.com.ar/2013/12/26/para-la-union-industrial-la-reforma-tributaria-fue-una-sorpresa/