Por el calor, el riesgo de cortes de luz en Navidad es muy alto.

Las temperaturas extremas continuarán y complicarán el servicio eléctrico en la ciudad y el conurbano.

Para los usuarios del servicio eléctrico, el árbol de Navidad incluirá una paradoja de regalo: el muy buen tiempo que pronostica el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) para la Nochebuena y lo que resta de la semana, habitualmente una buena noticia, se convertirá en la peor amenaza al suministro de luz, por lo que es probable que se repitan los cortes en la ciudad y la zona metropolitana.

Entre los especialistas y las compañías prestadoras nadie se atreve a anticipar qué pasará con la luz, para bien o para mal. Pero basados en las últimas evidencias y las previsiones del SMN, su pronóstico es muy cauteloso.

De acuerdo con el SMN, hoy la temperatura mínima será de 23°C y la máxima, de 37°C, mientras que mañana el punto más frío será de 26°C y el más caluroso, de 37°C. El jueves llegará algo de lluvia, que enfriará menos de lo que esperan los actores del sector eléctrico. Aunque el SMN prevé una máxima de 36°C, informes privados que circulan por los despachos de Edenor y Edesur indican que la temperatura podría ser aún más elevada.

Si esos pronósticos se cumplen, es muy probable que se repitan los cortes de luz. Es lo que ocurrió, como se recuerda, la semana pasada con temperaturas similares e incluso menores. Por ese motivo la mayor parte de los empleados de Edenor y Edesur cumplirán su jornada habitual a pesar del franco de las festividades.

Las largas vacaciones que dispusieron la administración pública y algunas empresas del sector privado, sumadas al feriado bancario de hoy y las fiestas de fin de año, reconfigurarán el mapa de problemas eléctricos. Como resultado, habrá dificultades en la zona metropolitana, pero menos que en días de jornada laboral completa. Los problemas, en cambio, se esparcirán hacia otros destinos, llevados de la mano del éxodo turístico.

La primera prueba de lo que vendrá ocurrió ayer. A las 14.20 se batió un nuevo pico de demanda eléctrica a nivel nacional, cuando llegó a los 23.793 Megawatts (MW), según números oficiales, algo que se tradujo en nuevos cortes de luz, aunque en menor medida que la semana pasada. Edenor, por ejemplo, empezó el lunes por la mañana sin stock. Así se denomina en el mundillo eléctrico a las conexiones con problemas. Pero sumó cortes en Martínez y en algunos barrios porteños.

EXPLICACIONES OFICIALES

A través de un comunicado, el ministro de Planificación, Julio De Vido, celebró que «se puede hacer frente a esta demanda porque desde el año 2003 incorporamos 8700 megavatios al sistema eléctrico». No mencionó, sin embargo, las reducciones «voluntarias» de consumo que aplicaron algunas de las industrias más grandes del país.

El ministro también recordó que «el sistema opera con normalidad y cuenta con una reserva adicional de más de 1000 megavatios». Aunque según el Gobierno el sistema estaba holgado, se importaron 340 MW desde Uruguay.

Por la mañana, en su habitual conferencia de prensa, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, recordó que el Gobierno «no descarta ningún tipo de acción» con las empresas eléctricas debido a los cortes de luz, desde la aplicación de multas y el resarcimiento a los usuarios hasta que el Estado se haga cargo del servicio. Se trata de una alternativa que el propio jefe de ministros planteó la semana pasada en un encuentro que mantuvo con ejecutivos de Edenor y de Edesur en la Casa de Gobierno. En aquella ocasión, les planteó su molestia porque consideró que las empresas le echaban la culpa al Gobierno y al atraso tarifario por los cortes.

«La obligación de las empresas de energía es informar a sus clientes por los daños ocasionados en la no prestación de servicios; el ente regulador debe por su parte aplicar rápidamente las multas por los servicios no prestados, y fijar el resarcimiento para cada usuario», sostuvo.

Los números de demanda eléctrica indican que las dificultades se trasladaron. Según Cammesa, la compañía administradora del mercado eléctrico, aproximadamente entre las 13 y las 19 el consumo a nivel país fue mayor que la semana pasada, pero esa tendencia no se repitió en las zonas de prestación de las distribuidoras metropolitanas. Edenor estuvo por encima del promedio poco tiempo durante la tarde, mientras que los números de Edesur fueron menores durante la parte más caliente del día.

En cambio, la situación en algunas provincias fue mucho peor. En Rosario, por caso, donde hay alerta roja según el SMN, un nuevo corte eléctrico dejó sin luz al microcentro. Otras seis zonas estaban afectadas.

Hay otra evidencia que apunta en contra del suministro para estos días. De acuerdo con un trabajo elaborado por LA NACION, entre 2012 y 2013, todos los días que se registraron récords de demanda se produjeron cortes de luz en la ciudad de Buenos Aires. fuente diario la Nacion.cortes-de-luz-1817545w300

Enlace permanente a este artículo: https://www.siglo21digital.com.ar/2013/12/24/por-el-calor-el-riesgo-de-cortes-de-luz-en-navidad-es-muy-alto/