Una semana dedicada a promocionar los derechos de los bebés prematuros .

En el marco de la Semana del Prematuro, comienza mañana en Paraná una serie de actividades con el objetivo de promocionar los derechos de los niños nacidos antes de término. La ocasión es propicia para repasar las estadísticas, causas, controles y seguimiento de un fenómeno que cada vez tiene mayor incidencia en la salud de la población.

Este año se promocionan a nivel nacional dos de los derechos que figuran en el Decálogo del Prematuro difundido desde Unicef. Uno, es el derecho a un control adecuado del embarazo. El otro, es el derecho a que los prematuros puedan nacer en lugares que cumplan con todas las condiciones obstétricas y neonatales esenciales.
En Paraná, en el marco de la Semana del Prematuro, se programan una serie de actividades que involucran a actores públicos y privados. Los encuentros comienzan mañana y continuarán hasta el viernes (ver aparte).
Para dimensionar la trascendencia de la cuestión cabe consignar que los nacimientos antes de término son la principal causa de muerte infantil. Según Unicef, el 10% de los bebés que nacen en la Argentina son prematuros.
“Hay que crear conciencia de que son necesarios los controles durante el embarazo aunque la mujer haya tenido partos previos”, indicó a EL DIARIO la pediatra Ana Laura Montiel Dimenza que se desempeña en los servicios de Neonatología del Hospital San Roque y del Instituto Rawson. “De parte de los médicos, las responsabilidad es detectar los casos de riesgo para controlarlos más seguido o para derivarlos”, agregó. La detección temprana de un embarazo riesgoso puede evitar un parto prematuro en la mayoría de las ocasiones y cuando no se puede evitar debe planificarse dónde nacerá el niño para que reciba las atenciones adecuadas.
Por su parte, la pediatra Gisela Carabajal que también trabaja en los mismos ámbitos que su colega indicó que “los padres de los prematuros tienen el derecho a recibir un informe diario y fácil de entender y, a su vez, ser escuchados por el personal y los profesionales de la salud”.
Una de las tendencias es que los familiares o allegados participen de los partos, que acompañen a la mamá y que vean cómo son recepcionados los bebés. A su vez, busca promoverse que las mamás y los papás sean parte de los equipos de salud que atienden al prematuro.
En Paraná, existen cuatro maternidades privadas y el hospital San Roque pero el servicio de Neonatología se brinda en dos de las privadas y en el nosocomio público.
REGIONALIZACIÓN. No siempre las maternidades más cercanas al lugar de residencia de las embarazadas son las más apropiadas. Por esto es que se busca planificar en función de una regionalización. Esto implica la detección del riesgo potencial de cada embarazo a lo largo de los controles, a fin de programar el traslado de la madre para que sea atendida en centros que cuentan con el nivel de complejidad que corresponde y el personal capacitado. No son raros los casos en los que existe el equipamiento pero falta la profesionalización.
La regionalización comprende la categorización de los establecimientos según su nivel de complejidad, la definición de redes coordinadas de derivación y medios de traslado, y la posterior supervisión de niños y niñas.
CRITERIOS. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), un bebé es considerado prematuro cuando nace antes de completar las 37 semanas de gestación. También se califica prematuro a aquellos bebés que nacen con un peso que no alcanza los 2.500 gramos. A su vez, se cataloga a los que pesan menos de 1.500 gramos como prematuros de alto riesgo. “Los pesos indican el crecimiento que alcanzaron dentro de la panza de la mamá y, por lo tanto, con las dificultades que se van a enfrentar al nacer”, indicó Montiel Dimenza.
En cuanto a la edad gestacional, los que nacen con menos de 28 semanas son prematuros “extremos”, entre 28 y 30 semanas son “severos”, entre 30 y 32 son “moderados”, entre 32 y 35, “leves”. Hasta las 36 semanas no hay discusión de que se trata de nacimientos pre término. Igualmente, no en todos los casos es necesaria la internación en neonatología.
Un embarazo se considera dentro de los parámetros normales cuando dura entre 38 y 41 semanas.
INDICADOR SOCIAL. El secretario de Gestión Sanitaria de la provincia, César Etchart, señaló a esta Hoja que los niños prematuros son un indicador social antes que sanitario. Agregó que la inmadurez en la gestación es la principal causa de muerte infantil y que representa un 66% de los decesos.
Etchart también indicó que en la última década en Entre Ríos nacen en promedio unos 22.000 bebés por año. Según sostuvo el funcionario, en ese período el promedio de los niños nacidos con menos de 2,5 kilogramos es del 7%.
Con relación a la prevención, el funcionario puso énfasis en la detección temprana de los embarazos de riesgo y en la necesidad de que los niños prematuros nazcan en el mejor lugar posible. En este sentido, los hospitales públicos en condiciones de atender los prematuros extremos (por debajo del kilo y medio) se encuentran en Paraná, Concordia, Concepción del Uruguay y Gualeguaychú. En este sentido, Etchart subrayó el nivel tecnológico con que cuentan esos centros de atención. No dejó de nombrar que los hospitales de Gualeguay y Villaguay también cuentan con la complejidad suficiente como para atender los casos que no revisten mayor gravedad.
El médico pediatra hizo hincapié en el derecho que tienen los niños prematuros de ser atendidos en el marco de un programa de seguimiento. En este sentido, destacó el programa de vacunación vigente que previene e inmuniza afecciones que pueden afectar la salud y la vida de los niños. En este mismo marco, sostuvo también que la Asignación Universal por Hijo ha permitido aumentar el nivel nutricional de los chicos y, por lo tanto, bajar los niveles de desnutrición y bajo peso.
CAUSAS. Según lo observado por Unicef, médicos y planificadores de la salud, son muchos los factores que pueden ser causa de los nacimientos antes de tiempo. Entre otros, se identifican la falta de control, la mala nutrición de la madre, el consumo de drogas, cigarrillos o alcohol, los embarazos durante la adolescencia o de madres añosas, los embarazos múltiples, infecciones urinarias. En muchos casos, se desconocen los motivos de desenlace anticipado del trabajo de parto.
ESTADÍSTICAS. Según la Dirección de Estadística e Información de Salud (DEIS), en 2012 nacieron vivos en Argentina 758.042 bebés. De éstos, el 7,11% lo hicieron con menos de 2.500 gramos. El mismo organismo, señala que el año pasado nacieron en Entre Ríos 22.216 niños. Los prematuros representaron el 7,31%.
Según el Resumen anual de hechos vitales en el Hospital San Roque, en 2012 nacieron en el nosocomio público de Paraná 2.747 chicos. De éstos, 311 fueron prematuros. Esto significa un 11,32%. En el sanatorio de calle Carbó, en los últimos 11 meses nacieron 1.940 chicos. El 9,6% son prematuros.
CONSECUENCIAS. Las secuelas de la prematurez pueden ser la muerte (es la principal causa de mortalidad infantil), la discapacidad o los problemas de salud crónicos. Esto no quiere decir que todos los casos terminen con consecuencias. Para disminuir las tasas mortandad y morbilidad es ineludible una adecuada atención de la salud y el respeto de los derechos del niño. Para esto la tendencia es conformar equipos interdisciplinarios de control compuestos por pediatras, psicólogos, asistentes sociales, entre otros profesionales.

Paciencia
Virginia tiene tres hijos. Sus dos primeros embarazos transcurrieron sin dificultades. Sin embargo, el tercero presentó ciertas dificultades. Esto la obligó a guardar reposo durante buena parte de la gestación. De todos modos, nada pudo evitar que su parto fuera prematuro y hace 20 días que su niño Francisco está internado. “Nadie está preparado para entrar en Neonatología porque lo que queremos es llevar a nuestros hijos a casa y disfrutarlos. A pesar de eso, vamos marchando y cada día damos un pasito” y agregó una reflexión notable: “el tiempo no lo podemos administrar, lo tenemos que ir viviendo”.
Virginia recomendó a otros papás que en caso de vivir una experiencia similar “deben tener paciencia para lucharla porque la vida es importante”.

Agenda
En la primera semana de octubre se celebra a nivel nacional la Semana del Prematuro impulsada por Unicef, para el reconocimiento de los derechos del prematuro y sus familias.
En Paraná, el Hospital San Roque y el Instituto Rawson organizan diferentes actividades en el marco de la campaña. Así es que el lunes a las 11 se realizará la apertura en el Círculo Médico de Paraná. En este encuentro, disertarán sobre el control del embarazo, el parto prematuro y datos epidemiológicos locales, los médicos Alejandro Gelmi y Ana Laura Montiel Dimenza. Moderarán, Marcelo Schnitman Giacinti y Gisela Carabajal. El objetivo es convocar a profesionales de diferentes disciplinas y de los ámbitos público y privado.
Entre martes y jueves, en ambos centros se realizarán actividades con ex prematuros, sobre los cuidados de la embarazada con amenaza de parto prematuro y sobre la recepción adecuada del recién nacido prematuro.
El viernes a las 15 habrá un cierre en plaza Sáenz Peña con la presencia de las instituciones públicas y privadas. El objetivo es que participen no sólo los directamente afectados sino que se amplíe el público porque al compartir también se produce la integración.o_1380428170 (FUENTE UNO DE ENTRE RIOS )

Enlace permanente a este artículo: https://www.siglo21digital.com.ar/2013/09/29/una-semana-dedicada-a-promocionar-los-derechos-de-los-bebes-prematuros/